23 de enero de 2018
23.01.2018
El Campello

La Conselleria finaliza el estudio sobre las emisiones de químicos del vertedero

La Generalitat dará a conocer los resultados el próximo 31 de enero en un encuentro con los vecinos

22.01.2018 | 22:26

La Conselleria ya ha finalizado el estudio sobre las emisiones de sustancias químicas del vertedero de Les Canyades de El Campello, después de que hace varios meses se retiraran los captadores tras recoger las muestras y se haya llevado a cabo el trabajo de análisis de los resultados.

Las conclusiones del estudio se darán a conocer el próximo 31 de enero a las 11.30 horas, en una reunión convocada por el Consorcio Mare en la Sala Ramón Llull de la Biblioteca. Al encuentro está previsto que acudan los grupos políticos, el Consorcio Mare, la Fundación Centro Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM), el subdirector de la Conselleria de Medio Ambiente y Cambio Climático J. Vicente Miró y representantes de los afectados, según informaron ayer desde el cuatripartito.

En esta reunión se darán a conocer los resultados del Informe de Tóxicos en Aire realizado por el Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo a petición de la Conselleria. Cabe recordar que en julio el CEAM, dependiente de la Generalitat, instaló seis captadores pasivos de químicos en atmósfera para estudiar el impacto de químicos por vía atmosférica de la planta en el medio ambiente y en la salud de las personas.

El objetivo final del informe de tóxicos en atmósfera es, además de evaluar la calidad del aire de la zona, la realización de un Plan de Vigilancia Ambiental. Antes de la realización final del informe y con el objetivo de realizar el Plan de Vigilancia Medioambiental hubo una reunión previa en octubre entre el CEAM, técnicos de la Universidad de Alicante, técnicos de la Universidad Miguel Hernández, el Consorcio Mare, representantes de la Conselleria y el Consistorio.

Este servicio fue una petición de los vecinos al Ayuntamiento y fue trasladado al Consorcio y a la Conselleria, que fue quien finalmente lo asumió. En un primer momento, y tras comprobar que el Ayuntamiento no era competente en la materia, se iniciaron las reuniones y las gestiones para que o bien el Consorcio o la Conselleria se hicieran cargo de implantar las medidas oportunas para el control de las emisiones de gases provenientes de la planta.

Para conseguir estos objetivos, la concejala de Medio Ambiente, Cynthia Alavés, y el alcalde, Benjamí Soler, mantuvieron reuniones de trabajo con los vecinos de la zona y con las diferentes administraciones para obtener la solución más rápida y eficiente para controlar las emisiones de la planta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído