18 de julio de 2017
18.07.2017
San Vicente del Raspeig

El Ayuntamiento recibe un aluvión de quejas por la plaga del mosquito tigre

Los centros de salud atienden en Urgencias el fin de semana a decenas de vecinos por reacciones a las picaduras - El PP exige que se controle y la concejal de Sanidad dice que es un problema cíclico desde 2004

17.07.2017 | 21:00
Una mujer enseña su pierna con varias picaduras de mosquito tigre.

Los vecinos piden medidas para paliar la proliferación del mosquito tigre. Se repiten de nuevo este verano los problemas en San Vicente del Raspeig con el mosquito tigre. Y de hecho, son ya decenas de quejas las que llegan al registro municipal del Ayuntamiento y piden que se tomen medidas. A ello se une que este fin de semana se han producido más de una decena de atenciones en las Urgencias por reacciones alérgicas a las picaduras de estos insectos. En algunas personas la picadura produce escozor e incluso hematomas.

El grupo municipal popular se ha unido a las quejas de los vecinos y la portavoz municipal, Mercedes Torregrosa, arremete contra la que considera una dejación de funciones de la edil de Sanidad, Begoña Monllor. «En las casas no se puede actuar, pero la gente debe de saber que, por ejemplo, no se pueden dejar recipientes con agua. Pero en la vía pública hay que hacer un tratamiento fitosanitario», declara la edil popular, que exige actuaciones en los parques Lo Torrent, Juan XXIII, el parque José Ramón García Antón, en la zona del apeadero. Torregrosa advierte de que la concejal de Sanidad está permitiendo la alimentación de los gatos y también de los polémicos conejos y con ellos se dejan los recipientes con agua en los que, asegura, hay larvas de mosquito tigre. «Monllor ha retirado todos los carteles que prohíben dar de comer y de beber a palomas, gatos y conejos, pero no ha modificado la ordenanza que tiene que hacer cumplir», por lo que exige que la cumpla. Mientras los populares critican que no se están haciendo las limpiezas necesarias para acabar con el mosquito tigre que están produciendo quejas vecinales que claman para que se fumigue, y que no hay campañas informativas y charlas como sí las hubo el año pasado; la concejal de Sanidad asegura que se revisan fuentes, zonas de agua estancada y que es la Mancomunidad de l'Alacantí la que lo realiza. Advierte que «ya se ha empezado a repartir los trípticos con las medidas que hay que tomar» y reconoce que «todos los veranos vuelve a aparecer y se combate. Este mosquito lleva entre nosotros desde 2004 y se ha ido extendiendo».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine