31 de enero de 2017
31.01.2017

El Campello pide reducir la protección del plan litoral en el río Seco, Lanuza y Reixes

El Ayuntamiento presenta alegaciones al Pativel para limitar sus afecciones y evitar que se cercene el desarrollo urbanístico del municipio

30.01.2017 | 23:02
Imagen de la desembocadura del río Seco en El Campello, afectada por el Pativel.

El Ayuntamiento de El Campello presentó ayer las alegaciones al Plan de Protección del Litoral (Pativel) que impulsa la Generalitat. El recurso formalizado por la edil de Urbanismo, Mari Carmen de Lamo, busca reducir las afecciones de este documento en las zonas del río Seco, Venta Lanuza y Lloma de Reixes, para evitar así que se cercene en estas áreas el desarrollo urbanístico que ya estaba programado en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1986, que es el que está actualmente en vigor tras la anulación el pasado año por parte del Tribunal Supremo del aprobado en 2011.

La edil de Urbanismo manifestó ayer que «la defensa del patrimonio verde del litoral valenciano es una política fundamental y necesaria para proteger y poner en valor al mismo tiempo el litoral de nuestras costas. Pero esta protección no puede limitar o cercenar las posibilidades de crecimiento urbanístico y desarrollo económico de El Campello. Es por eso que la concejalía ha presentado sus alegaciones».

Para De Lamo, «es fundamental conjugar la protección de nuestro litoral con un desarrollo urbanístico sostenible que potencie el desarrollo económico de El Campello. El hecho de que el PGOU de 2011 fuese anulado, pasando a estar en vigor el de 1986, hace que la incidencia de este documento sea significativa».

Las principales zonas afectadas en El Campello son el río Seco, la Lloma de Reixes y la Venta Lanuza. En el primero de los casos, el Ayuntamiento ha propuesto limitar la afección del Pativel a los terrenos más cercanos al cauce, respetando tanto la franja actual de suelo urbano más cercana a la desembocadura, como la franja de suelo urbano situada al sur calificada como viario o equipamiento, así como el viario previsto por el Plan General, que actuaría como borde y elemento de conexión entre los suelos protegidos y la ciudad.

En cuanto a la Lloma de Reixes, la alegación se centra en la zona que se extiende desde el área de Virgen de La Merced y Pueblo Acantilado hasta la calle Italia. Y se propone no incluir como suelos no urbanizables de protección litoral todos aquellos que tengan la clasificación de urbanizable en el PGOU de 1986.

Por último, en el caso de Venta Lanuza, junto a la linde con La Vila Joiosa, se propone también no incluir en las afectaciones por el Pativel los suelos urbanos del Plan General de 1986, respetando así la actual delimitación de la unidad de actuación.

Además, las alegaciones también incluyen otros aspectos referentes a la normativa, sobre los que hay dudas, para que se deje claro qué zonas pendientes de desarrollar como el plan parcial SUP-4, entre Ausias March y el retén de Policía, donde están programadas centenares de viviendas, no se vean afectadas.

Y también propone que «las zonas verdes de red primaria y secundaria calificadas en la franja de los 500 metros del litoral desde el límite interior de la ribera del mar, siempre que se encuentre efectivamente obtenidos e incorporados al patrimonio municipal, deberán mantener su calificación. El resto de suelos así calificados, podrán transformarse en zonas verdes privadas o destinarse a otros usos públicos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook