24 de abril de 2013
24.04.2013

San Vicente, a la cabeza en porcentaje de donantes

El Centro de Transfusiones tiene censadas a 5.000 personas que realizan aportaciones, un 9% de los habitantes frente a una media provincial del 3,5%

24.04.2013 | 00:00
Imagen de la Maratón de Sangre del pasado año.

San Vicente del Raspeig ha duplicado en los últimos años la cifra de donantes de sangre y supera ya los cinco mil, según los datos aportados ayer por el Centro de Transfusiones de la Agencia Valenciana de Salud con motivo de la V Maratón de Donación que se celebra el próximo sábado en Centro Social. Esta cifra supone una media de más del 9% de la población, lo que la sitúa entre los municipios de la provincia con un índice mayor ya que la media es de algo más del 3% y a nivel mundial suele situarse entre el 2 y el 3%", de acuerdo con la información facilitada por el jefe del servicio de Hemodonación, quien indicó que a nivel provincial se están registrando unas 61.000 donaciones anuales.

San Vicente registró en 2012 un total de 1.212 donaciones, pero el número de donantes registrados supera los 5.000. La concejal de Sanidad, Mercedes Torregrosa, atribuyó este elevado índice al incremento de población que viene registrando el municipio, pues mientras a nivel estatal baja el censo, San Vicente sigue creciendo en número de habitantes y, además, la Universidad "aporta jóvenes al municipio". La tendencia se ha reflejado en las maratones que se celebran cada año pues la primera edición, en 2009, logró 130 donantes y el pasado año ya se alcanzaron 182, de los cuales 31 fueron nuevos. En esta convocatoria se aspira a superar la barrera de las 200 aportaciones.

Aunque en San Vicente se haya producido este incremento, a nivel provincial las cifras se han estancado después de unos años de crecimiento y se sitúan por debajo de la media de la Comunidad. Desde el Centro de Transfusiones atribuyen este problema a "que las zonas turísticas y ciudades como Alicante son más complejas". Además, recuerdan que en localidades con mucha población británica, como algunas del norte de la provincia, el índice baja debido a que no pueden donar a consecuencia del problema sanitario que hubo en su país hace años con el mal de las vacas locas.

"Equilibrio precario"
Según Hernández Mateo, actualmente "estamos en un equilibrio precario" pues hay sangre para el día a día pero en momentos con alta demanda como los puentes vacacionales "bajan las reservas y esa no es la situación ideal porque tiene que estabilizarse". "El problema de base es que el número de donantes es poco", pues para ser autosuficientes se necesita que la media se sitúe entre el 4,5 y el 5% de la población. En la provincia hay "unos 45.000 donantes manteniendo las necesidades de los dos millones de personas que somos ya". Además, señala que "en nuestra provincia la presión asistencial es muy grande, ya que hay 23 hospitales, más que en Valencia y eso incrementa las necesidades, aunque "es verdad que la transfusión es cada vez más cabal y se ha reducido bastante porque también puede provocar reacciones en el paciente".

El responsable del servicio de Hemodonación recordó que cada donación "puede salvar hasta tres personas" ya que la sangre se divide en plasma, plaquetas y glóbulos rojos. Estos últimos son los que tienen más demanda, pero el experto explica que la necesidad de plaquetas "es lo que más agobia" ya que sólo se pueden conservar cuatro o cinco días. Además, Hernández explicó que existe una creencia generalizada de que hace falta más sangre del grupo 0-, pero "lo ideal que que cada uno reciba de su grupo" y, además, si el 0- es donante universal de glóbulos, en plasma lo es el AB.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook