27 de noviembre de 2011
27.11.2011
San Vicente del Raspeig

La antigua Almazara reabrirá en octubre como Museo Didáctico del Aceite

Las instalaciones mostrarán las raíces agrícolas de la localidad a grupos escolares y a particulares

28.09.2011 | 02:00
Luisa Pastor haciendo girar el molino más antiguo que se conserva en la antigua Almàssera dels Assegadors.

Uno de los edificios más antiguos y característicos de San Vicente, la antigua Almàssera dels Assegadors, reabrirá sus puertas hacia mediados de octubre como Museo Didáctico del Aceite. La alcaldesa de la localidad, Luisa Pastor, visitó ayer las instalaciones acompañada por directores de los centros escolares y los concejales de Educación y Cultura ya que el Ayuntamiento pretende convertir este recinto como cita obligada para los estudiantes, aunque también se ofertará a los particulares que quieran visitarla.
El inmueble, que data de principios del siglo XIX, mostrará los elementos tradicionales para elaborar este producto con piezas originales de la antigua almazara que se han preservado de generación en generación hasta que pasaron a manos del Ayuntamiento.
Los mayores recordarán imágenes de su niñez como el molino que movían las mulas. Para otros, sobre todo los más pequeños, el Museu Didàctic de l'Oli servirá para realizar una aproximación a las raíces agrícolas de San Vicente.
Un folleto que ha editado el Ayuntamiento para distribuirlo entre los niños explica que la antigua Almazara empezó a elaborar aceite a principios del siglo XIX y que su construcción coincidió en el tiempo con la edificación de la iglesia de San Vicente Ferrer.
Un sanvicentero llamado Isidro Lillo fundó esta instalación destinada a la producción del aceite, tradición que continuaron sus hijos Joaquín y Baltasar. A lo largo de más de un siglo y medio su familia estuvo obteniendo el producto con uno de los dos molinos que todavía se conservan en su interior y que se exhibirá en el museo. Es el de tracción animal, que movían las mulas girando a su alrededor.
Hasta los años setenta del siglo pasado no se sustituyó por el otro molino que forma parte de la muestra, el de tracción mecánica, aunque no se utilizó mucho tiempo pues en esa misma década cesó la actividad en estas instalaciones.

Decoración
Los antiguos propietarios a los que se adquirió la Almazara han colaborado con el Ayuntamiento asesorando sobre la colocación de los distintos elementos para procurar que el decorado se parezca lo más posible al original, aunque no es exactamente igual porque al tratarse de un museo debían quedar espacios libres para los visitantes.
El proyecto de musealización incluye paneles explicativos y soportes que ayudan a los visitantes a interpretar los elementos más importantes del complejo. También se han preparado dos audiovisuales, uno para los adultos y otro para los niños donde se explican los procesos antiguo y moderno de elaboración del aceite.
Los visitantes encontrarán, además, elementos curiosos como las calabazas huecas que se utilizaban para extraer el preciado líquido, calderas para calentar el agua de las prensas o los quintales.

ELEMENTOS CONSERVADOS
La restauración sigue con otras fases
Hasta ahora se han invertido 67.000 euros del plan Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local en la iluminación, colocación de paneles y vídeos explicativos y el mantenimiento de elementos de la Almazara. En otras fases el Ayuntamiento acometerá "la restauración y conservación de los elementos que componen este conjunto, como la parte que se mantiene oculta de canales y tinajas de decantación", apuntó la alcaldesa. Pastor avanzó que "vamos a continuar documentando todos los procesos, maquinarias y utensilios utilizados, así como la propia historia de la Almazara y sus propietarios".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine