04 de septiembre de 2011
04.09.2011
Mutxamel

Más de un 15% de los festeros causa baja en sus comparsas por la falta de recursos

El desempleo y las dificultades económicas de muchas familias merman las nueve filàs de Moros y Cristianos en unos 330 integrantes

04.09.2011 | 02:00
Imagen de la ofrenda de flores a la patrona de Mutxamel.

El arraigo de las fiestas de Moros y Cristianos entre los mutxameleros está fuera de toda duda. Sin embargo, el desempleo y las dificultades económicas que arrastran muchas familias ya causó el año pasado y lo ha hecho este aún con mayor intensidad un reguero de bajas entre los integrantes de las nueve comparsas del municipio. Hasta la noche de ayer, fecha tope para abonar las cuotas en las respectivas comparsas, alrededor de 330 festeros no lo habían hecho, lo que representa un recorte del 15% de los 2.000 festeros que sí participaron el pasado año integrados en la Comisión de Fiestas de Moros y Cristianos de Mutxamel que preside Pedro Miguel Planelles.
Si hay un caso que resulta especialmente llamativo es la comparsa mora de Los Pacos, la más numerosa que contabilizará alrededor de un centenar de bajas, aunque se mantienen más de 500, según explicó ayer Planelles, quien achacó la nueva situación a las repercusiones que la crisis económica está teniendo sobre los vecinos del municipio, al igual que ocurre en otros municipios. "El pasado año, había gente que todavía cobraba el paro, tenía algunos ahorros o incluso sus familias les ayudaban para salir durante la fiesta, pero ahora muchos de ellos han reducido sus ingresos y, es lógico, que prescindan de gastos que no son básicos", indicó ayer Planelles quien, por otra parte, aplaude el esfuerzo de los festeros y que la mayoría de comparsas hayan mantenido la cuantía de la cuota para no gravar aún más a sus integrantes y facilitar su permanencia en las celebraciones, como han hecho algunas de las filàs más pequeñas como Contrabandistas, Maseros o Templarios.
La cuota media que paga un festero es de 250 euros, aunque en algunos casos supera los 400, una cantidad considerable para los tiempos que corren.
Piratas y Abencerrajes, que este año ostentan las capitanías cristiana y mora respectivamente, tendrán gastos extra aunque la Comisión les subvenciona a cada una de ellas con un 5% de los 77.800 euros que ha recibido de subvención municipal, idéntica cantidad a la del pasado año..
Aunque oficialmente las fiestas patronales de Mutxamel comienzan el próximo día 7, los festeros llevan calentando motores desde mediados de agosto. Ayer mismo, tuvieron lugar las cenas oficiales de comparsas. El próximo miércoles se dará el pistoletazo de salida con el pregón de fiestas a cargo del compositor José Rafael Pascual Vilaplana, natural de Muro de Alcoi.

El tiroteo de la tercera jornada estrena nuevo horario
Las fiestas de Moros y Cristianos de Mutxamel en honor a la Virgen de Loreto que arrancan el próximo día 7 de septiembre y se prolongarán hasta el día 12, incorporan este año una importante novedad que no ha escapado a la polémica. El horario del famoso Tiroteo que tiene lugar el tercer día de fiestas a cargo de los arcabuceros se adelanta a la mañana, concretamente a las 10.30 horas, frente al horario de tarde en el que se ha desarrollado tradicionalmente. Con este cambio, propuesto por la Comisión de Fiestas que fue aprobado mayoritariamente de forma asamblearia el pasado mes de marzo, se pretende incrementar la participación de arcabuceros en el Tiroteo, según la entidad.
En los últimos años la caída de participantes se había hecho muy evidente, explica Pedro Miguel Planelles, principalmente por el aumento de las medidas de seguridad que tienen que cumplir quienes manipulan pólvora, por la hora en la que se celebraba tras la comida y por el cansancio que acumulan los arcabuceros transcurridas tres jornadas de fiesta, lo que aumentaba las posibilidades de los accidentes. La Comisión adquirió el compromiso de retomar el antiguo horario si se constata que el cambio no es viable.R. A. F.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook