07 de julio de 2010
07.07.2010

Instalan las prefabricadas que acogerán las clases durante las obras en el instituto de Xixona

07.07.2010 | 02:00
Trabajos de instalación de las prefabricadas, ayer.

Las aulas prefabricadas que acogerán a los alumnos del IES Xixona mientras se prolonguen las obras de ampliación del centro que se están ejecutando ya han llegado al municipio y se han empezado a instalar en la zona que en un futuro se destinará a pistas deportivas. El lunes, comenzó la ubicación de los alrededor de 120 módulos, dispuestos en dos alturas, en los que se impartirán las clases durante el próximo curso académico 2010/2011 que coincidirá con la ejecución de la segunda fase de las obras.
Al tiempo que se preparan las aulas prefabricadas, la primera fase de las obras que incluyen la construcción de dos nuevos edificios de módulos -uno de 5.229 metros cuadrados destinado a gimnasio y otro en el que se ubicarán las cocinas y el comedor con capacidad para 100 comensales en dos turnos- continuaban ayer a buen ritmo. El comedor ya se ha levantado y se está trabajando en el interior para que pueda entrar en servicio el 19 de septiembre con el inicio del curso. El gimnasio estará operativo en diciembre.
La parcela sobre la que se están construyendo ambos edificios fue cedida por el Ayuntamiento de Xixona con el fin de agilizar un proyecto que la Conselleria de Educación ha demorado durante diez años.
La inversión total prevista para este proyecto adjudicado a la UTE Algeco-Asignia Infraestructuras asciende a 7,3 millones de euros. Los trabajos que se ejecutan en estos momentos cuentan con un presupuesto de dos millones de euros y acabarán en septiembre para evitar que las obras interfieran en el desarrollo de las clases. El resto de la inversión, cinco millones, está destinada a la segunda fase del proyecto en el que se contempla la construcción de una nueva ala anexa al edificio antiguo de 3.500 metros cuadrados que también se remodelará en su totalidad. Finalmente, el IES Xixona contará con una superficie de 18.000 metros cuadrados entre edificaciones, pistas deportivas -entre ellas una de trinquet- y comedor.
La ampliación del edificio actual permitirá sumar a las ocho unidades destinadas a Educación Secundaria Obligatoria (ESO) otras ocho más. Por lo que respecta a las clases de bachillerato, el centro pasará de las cuatro actuales a seis. Además se habilitará una sala de 150 metros cuadrados para ciclos formativos.
La concejala de Educación, María Teresa Carbonell, se mostró ayer satisfecha por el buen ritmo de las obras aunque apuntó que los plazos de entrega están "muy justos". Con el fin de que la constructora tenga más tiempo para ejecutar la reforma del edificio antiguo del IES éste se ha desalojado y trasladado el departamento de administración a la Casa de Cultura donde se han realizado las matrículas. En caso de que las prefabricadas no estuvieran instaladas en septiembre los exámenes de recuperación se harían en ese mismo lugar, explicó Carbonell.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook