24 de junio de 2010
24.06.2010

El Aeródromo de Mutxamel abona el primer pago de 250.000 e para urbanizar los accesos

La regularización de la actividad permitirá en un futuro desviar aviones de menor tamaño desde El Altet

24.06.2010 | 02:00
Vista aérea del aeródromo de Mutxamel.

La entidad titular de las instalaciones del Aeródromo de Mutxamel ha hecho efectivo el primer abono de 250.000 euros en favor de la Empresa Municipal de Suelo para acometer el proyecto de desarrollo urbanístico de los accesos a las instalaciones así como un plan especial que permitirá mejorar la seguridad y adecuar las actividades y operaciones que se desarrollan a las directrices del Plan de Instalaciones Aeroportuarias de la Comunidad Valenciana (AEROPAD). Se trata, en definitiva, de regularizar las instalaciones al nivel de actividad que se se registra y que hoy por hoy le convierten en el tercer aeródromo de España en horas de vuelo.
Según fuentes municipales, esta misma semana se firmará el encargo de los proyectos que incluyen la planificación inicial para acometer el Plan Especial de Infraestructuras Aeroportuarias, el proyecto de urbanización, estudio de seguridad y salud, programa de actuación integrada, proyecto de reparcelación, mapa acústico y estudio de la integración paisajística.
La sociedad mercantil Aeródromo de Mutxamel S.L., de la que Luis Miñano es administrador, firmó el pasado 29 de marzo un convenio con el Ayuntamiento.
Para el desarrollo de este proyecto se realizará un análisis de impacto ambiental que incluye el estudio de la huella sónica de las aeronaves con el fin de minimizar cualquier impacto acústico. Incluso se prevé que en un futuro se puedan desviar vuelos desde el aeropuerto de El Altet. Fuentes municipales explicaron que se trataría sólo de vuelos diurnos de aviones de menor tamaño que no perjudiquen a los vecinos de las urbanizaciones cercanas.
El aeródromo de Mutxamel -cuya actividad se inició hace 20 años- se encuentra en Rio Park, una zona de un gran potencial turístico y de desarrollo económico por su proximidad a áreas empresariales como el polígono industrial Ríodel. Además de funcionar como aeródromo privado, las instalaciones acogen la sede de la empresa de helicópteros Inaer.
A través del protocolo, el Ayuntamiento se compromete a adecuar la ordenación urbanística del aeródromo a sus necesidades reales y al desarrollo futuro de éste así como a incorporar esta ordenación al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Mutxamel, que se encuentra actualmente en tramitación.
Asimismo, "el Ayuntamiento autorizará las obras que, siendo compatibles con la ordenación y normativa vigentes mejoren la seguridad operativa al aeródromo", explicaron fuentes municipales.
Según el Consistorio, se trata de un "proyecto emblemático" que permitirá generar puestos de trabajo en la localidad y supondrá una importante fuente de financiación para la empresa municipal de Suelo, que ejercerá como agente urbanizador.
En el convenio se incluye, además, que el aeródromo cederá un avión al municipio que podrá ser instalado como elemento decorativo en una zona pública de la localidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook