16 de junio de 2010
16.06.2010
San Vicente del Raspeig

Las inscripciones de parados para estudiar FP se duplican en el Instituto Canastell

Desempleados de incluso más de cincuenta años de edad se han matriculado para optar a cursar los ciclos formativos

16.06.2010 | 02:00
José Vicente Berenguer, de 55 años de edad, con unos apuntes en su domicilio.

La necesidad de mejorar la cualificación laboral para poder salir de las listas del paro ha provocado un aumento de casi el cincuenta por ciento en el número de inscripciones para examinarse y acceder a los ciclos formativos medio y superior del Instituto Canastell de San Vicente del Raspeig.
Frente a las 270 matriculaciones registradas el año pasado, este curso se ha alcanzado la cifra de 402 personas interesadas en someterse a estas pruebas, según ha explicado el director del centro, Carlos Navas, quien apunta que ya en 2009 se registró otra subida importante respecto a los cursos anteriores, pues las cifras rondaban habitualmente los ciento setenta.
"Esto nos da una idea de cómo ha subido la demanda", señala el director, quien también explica que los interesados en acceder a estos ciclos formativos son de todas las edades. Para cursar los ciclos medios se ha interesado "desde el joven de dieciocho años que abandonó los estudios hace dos o tres años y ahora tiene que volver a clase hasta personas que rondan los cincuenta años". Para el grado superior los matriculados más jóvenes no bajan de veintitrés o veinticuatro años.
La mayor parte de los alumnos de estos ciclos formativos entran por acceso directo tras concluir los estudios des Secundaria o de Bachillerato. Pero, además, en cada grupo quedan otras seis plazas -en ocasiones puede llegar a ser alguna más- para el resto de la población, que tiene que realizar unas pruebas de acceso. En total, los cuatrocientos matriculados aspiran a ocupar alguna de la plazas disponibles, que son entre setenta y ochenta. Los que quieren matricularse en algún ciclo medio se examinaron el pasado viernes, 11 de junio, mientras que los interesados en los superiores lo harán el próximo día 18.
El director apunta que hay peticiones para cursar todos los ciclos y que los aspirantes han ejercido profesiones muy diversas.

Clases semipresenciales
Otros estudios en los que se está observando una gran demanda para el próximo curso son los ciclos a distancia que oferta del IES Canastell.
En este tipo de enseñanza semipresencial las clases se cursan a través de Internet, aunque los estudiantes sí deben acudir al centro educativo para cursar las prácticas.
Carlos Navas relata que están registrando matrículas de alumnos procedentes incluso de lugares tan distantes como Madrid, pues se trata de personas que sí están trabajando actualmente y que no pueden acudir ni a las clases nocturnas debido a que su horario laboral se lo impide. Aquí se les ofrece una alternativa que les permite compatibilizar los estudios con el trabajo sin renunciar a alguno de los dos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook