05 de enero de 2010
05.01.2010
INFRAESTRUCTURAS VIARIAS

El Consell olvida de nuevo la duplicación de la carretera a Xixona en sus cuentas de 2010

La Generalitat no destina ni un euro al desdoblamiento de la CV-800 y el alcalde denuncia los perjuicios para los vecinos y las industrias locales

05.01.2010 | 01:00
Vehículos y camiones circulan por la CV-800, la carretera que une Xixona con El Campello

El desdoblamiento de la CV-800, la carretera que va desde El Campello hasta Xixona, deberá esperar otro año más. La Generalitat no ha destinado ni un solo euro a este proyecto pese a que antes de las elecciones municipales de 2007 se comprometió a llevarlo a cabo. Según el borrador de presupuestos de 2010 del Consell, publicado en la página web de la Conselleria de Economía, el Gobierno autonómico no acometerá ninguna actuación viaria en Xixona a lo largo del próximo año.
Al tener conocimiento ayer de la noticia, el alcalde, Ferran Verdú, denunció la "escasa sensibilidad" de la Generalitat con las industrias y recordó que en Xixona hay numerosas fábricas que dan trabajo a centenares de ciudadanos de l'Alacantí. "Este hecho demuestra que el Consell no quiere invertir en industria y que prefiere destinar el dinero a espectáculos pomposos como la Fórmula 1 o Ciudad de la Luz. Lo triste es que deja el verdadero motor económico en un segundo o tercer plano", lamentó visiblemente contrariado.
El primer edil (PSOE) aseguró que el "gran error de Camps" está siendo apostar por "grandes inversiones de cartón" y no "por lo que realmente preocupa al ciudadano y a los industriales". De hecho, el tránsito de camiones que circula a diario por la CV-800 es considerable, sobre todo en estas últimas fechas, en las que cientos de vehículos pesados pasan por ella para recoger y distribuir posteriormente el turrón y otros dulces típicos que se fabrican en la localidad.
El alcalde además calificó de "tercermundista" y "anacrónica" la actual carretera, y lamentó que los conductores tardan ahora más en llegar a Alicante que hace una década. "Estamos viviendo una situación absurda. Ahora empleamos más tiempo en llegar a la autovía que hace diez años porque se han eliminado las zonas de adelantamiento de las grandes rectas de la CV-800", subrayó. La instalación de la planta de basuras, la gasolinera y el polígono Riodel de Xixona han obligado a pintar la línea continua en sus inmediaciones y, por tanto, ya no se puede adelantar.
Otro aspecto que ha molestado a Verdú ha sido "las continuas promesas incumplidas" del PP. Antes de las elecciones municipales del año 2007, la ex alcaldesa Rosa María Verdú anunció la remodelación de la carretera y su reconversión en una Vía Rápida con dos carriles por sentido. La dirigente popular desveló el 5 de mayo de ese año que la Conselleria de Infraestructuras ya había iniciado los estudios previos para acometer la obra y culpó al Ministerio de Fomento de no haberla ejecutado ya. "Existía un compromiso entre el Ayuntamiento y la Generalitat para construir la Vía Parque, pero los trámites no se han podido iniciar hasta que Fomento traspasara la carretera al Consell", señaló en su día. Esa cesión del vial se produjo a finales de 2006 (antes era la N.340 y ahora es la CV-800), pero desde entonces el proyecto no ha recibido ni un euro del Consell. La Generalitat obvió la obra en sus presupuestos de 2008 y 2009, y ahora ha vuelto a dejarla para más adelante. "Se nos dijo que al final de esta legislatura ya íbamos a tener una buena infraestructura de comunicaciones con el entorno metropolitano de Alicante, pero ya nos hemos dado cuenta que aquéllo sólo fue una promesa incumplida más", concluyó Ferran Verdú.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook