11 de diciembre de 2009
11.12.2009
TRAS AÑOS DE REIVINDICACIONES

San Vicente finaliza la renovación del Camí del Mahonés

El Ayuntamiento abre al tráfico el último tramo de la carretera 35 meses después del inicio de las obras y dota de un acceso en condiciones a Los Girasoles y Sol y Luz

11.12.2009 | 01:00
El concejal de Urbanismo, Rafael Lillo, supervisa ayer la apertura del último tramo del Camí del Mahonés

Los vecinos de Los Girasoles y Sol y Luz tienen al fin un acceso digno a sus viviendas. El Ayuntamiento de San Vicente abrió ayer al tráfico el último tramo del Camí del Mahonés y dio por finalizada una reforma que se ha prolongado durante casi tres años. Los trabajos de rehabilitación del vial comenzaron el 3 de enero de 2007 y ayer, el concejal de Urbanismo puso punto y final a un proyecto que llevaban reivindicando los residentes desde hacía años. Rafael Lillo supervisó por la mañana la apertura del Camí del Mahonés y resaltó la importancia del proyecto. "Se trata de un día importante, ya que con esta última actuación el equipo de gobierno de Luisa Pastor ha cumplido con el compromiso que adquirió en 2003 con la asociación de vecinos del barrio Los Girasoles de proporcionarles un viario de acceso moderno, con amplias aceras, carril bici, arbolado y demás servicios urbanos que mejoran la accesibilidad y uso peatonal", explicó.
La renovación del último tramo del Camí del Mahonés ha afectado al espacio comprendido entre el cruce del Camí de la Sendera y el Camí de Terol, ha contado con un presupuesto cercano al millón y medio de euros, y se ha financiado con cargo al Fondo Estatal de Inversión Local. "Las obras de renovación, incluido el resto de tramos del camino, ha rondado los cinco millones de euros con financiación del Ayuntamiento, la Diputación de Alicante y la Mancomunidad de l'Alacantí, incluida la calle Cottolengo", agregó el edil.

Antecedentes
Los tres tramos del Camí del Mahonés se han ejecutado en los últimos tres años, desde que se iniciaron las obras el 3 de enero de 2007 con la renovación del tramo de la calle Río Tajo, entre la ronda y el Camí de la Sendera. Previamente, se había renovado la calle Cottolengo desde la ronda hasta el acceso a la Universidad y se habían preparado los proyectos e iniciado las negociaciones con los propietarios al objeto del retranqueo de vallas. En 2008 el Ayuntamiento acometió la renovación del tramo más largo entre el Camí de Terol y la urbanización Girasoles, siendo en 2009 cuando se ha completado este viario con el tramo entre los caminos de Terol y Sendera.
"Ha sido una actuación complicada que ha requerido del consenso con la asociación de vecinos y con la colaboración de los propietarios colindantes del viario, con los que el Consistorio ha llegado a acuerdos de cesión de suelo que han permitido retranquear las vallas y dotar de la anchura necesaria a este acceso que ahora cuenta con todos los servicios, incluido arbolado, amplias aceras, farolas de fundición y carril bici en ambos lados", recordó Lillo. A otros residentes, como Julio de España, se les ha expropiado la vivienda.
Respecto al último tramo, las obras han consistido en la ampliación de la sección del camino ajustándola a la anchura del resto de la vía mediante el retranqueo de vallas, la reposición de redes subterráneas de servicios eléctricos, telefónicos, agua potable y alumbrado público. Además, a lo largo de las últimas semanas se procedió al asfaltado de la calzada y la finalización del carril bici en ambas aceras, la plantación de árboles al borde de la acera, la colocación de mobiliario urbano, así como la instalación de la correspondiente señalización horizontal y vertical.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook