19 de noviembre de 2016

El 70% de los dietistas que aparecen en páginas de internet son un fraude

19.11.2016 | 01:26
El 70% de los dietistas que aparecen en páginas de internet son un fraude

En España, la figura del dietista-nutricionista no está reconocida dentro del sistema sanitario de salud pública

La presidenta del Consejo General de Dietistas-Nutricionistas y del Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de la Comunitat Valenciana, Alma Palau, denuncia que el 70 % de los «supuestos dietistas que aparecen en internet son un fraude».

En un comunicado, afirma que los dietistas-nutricionistas son «los profesionales sanitarios más desconocidos y al mismo tiempo unos de los más implicados en la prevención de enfermedades no congénitas a través de hábitos saludables en la alimentación».

En España, a diferencia de otros países europeos como Reino Unido, Alemania, Holanda o Suecia, la figura del dietista-nutricionista no está reconocida dentro del sistema sanitario de salud pública.

«En muchos hospitales de diferentes comunidades autónomas sí se han creado plazas para nuestro colectivo y los resultados en cuanto a prevención de desnutrición hospitalaria y recuperación tras tratamientos agresivos, como cáncer u operaciones complejas, han sido patentes, pero las autoridades aún no han dado el paso definitivo a nivel global», agregan desde el Consejo General de Dietistas-Nutricionistas y del Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de la Comunitat Valenciana.

Esta falta de reconocimiento, junto con la falta de una regulación más estricta y la dejadez ante el intrusismo por parte de las autoridades, es lo que provoca la aparición de falsos dietistas sin la titulación debida, denuncia.

«Nosotros no somos dispensadores de "dietas de cajón", somos profesionales implicados en la mejora de la salud global y apoyo y prevención de enfermedades, basándonos en la evidencia científica», afirma Palau.

La presidenta además lamenta que las personas a la hora de regular su alimentación se lo tomen tan a la ligera y les dé lo mismo seguir la dieta de una estrella de Hollywood «que puede estar incluso desequilibrada, antes que la de un profesional diplomado con cuatro años de carrera universitaria».

«Si buscas en Google alguien que te lleve una dieta, de los 100 primeros puestos, sólo 23 tienen la titulación profesional correcta, la de dietista-nutricionista», advierte.

500 colegiados en la Comunidad Valenciana

En el caso de la Comunitat Valenciana, que cuenta con 500 profesionales colegiados y tres universidades donde se imparte el grado de Nutrición Humana y Dietética, el reconocimiento por parte del sistema público de salud es también una de las principales reivindicaciones de la profesión.

Día Mundial del Dietista-Nutricionista

Por esta razón en el Día Mundial del Dietista-Nutricionista, que se celebra el próximo 24 de noviembre, se unen a la petición de creación de plazas de dietistas-nutricionistas tanto en hospitales como en atención primaria.

Según Palau, «con cinco dietistas-nutricionistas en la sanidad pública (dos en Castellón y tres en Valencia) no se llega a abarcar toda la demanda. En pediatría no existe la figura de este especialista, ni en atención primaria, que es donde en primera instancia se detectan los casos de cardiopatías, osteoporosis o diabetes, patologías relacionadas con malos hábitos alimentarios».

Como cada año, los dietistas-nutricionistas celebran su fiesta con una campaña especial de concienciación dirigida a la población. Este año, acompañando a la FAO, que ha declarado 2016 «Año Internacional de las legumbres», el colectivo se han volcado en la recuperación de este elemento tan esencial de la dieta mediterránea.

Las legumbres son ricas en proteínas de origen vegetal, una importante fuente de fibra, no contienen grasa ni colesterol, son ricas en vitaminas del grupo B y minerales como hierro, magnesio, potasio o fósforo.

Pero a pesar de todas estas bondades, las legumbres hace medio siglo que han dejado de estar de moda. En los años 60 el consumo medio de legumbres era de 12-14 kilos por persona y año, y en 2015 ha bajado hasta 3,06 kilos.

El hueco que han dejado las legumbres ha sido cubierto por un mayor incremento de productos industriales como bollería, pastelería, alimentos cárnicos y precocinados, con un impacto muy negativo para la salud en el medio y largo plazo, según el comunicado de los nutricionistas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine