12 de noviembre de 2016

IVF-Spain, pionera en el uso del diagnóstico de la receptividad endometrial para la transferencia embrionaria personalizada

15.11.2016 | 17:59
IGLS, pionera en el uso del diagnóstico de la receptividad endometrial para la transferencia embrionaria personalizada

El éxito del tratamiento no depende únicamente de la calidad del embrión, sino que la sincronización con el momento de máxima receptividad uterina es esencial

En la actualidad, una de cada seis parejas en el mundo tiene dificultades para concebir un hijo. Desde el primer nacimiento en 1979, ya son más de 5 millones los niños nacidos en todo el mundo como resultado de un tratamiento de reproducción asistida. Una vez fecundado el óvulo, uno de los procesos claves para el establecimiento de un embarazo es la implantación del embrión en el útero materno.

El éxito de la implantación depende de dos factores fundamentales: la calidad del embrión y la capacidad del tejido que recubre el interior del útero de recibir a éste. Este tejido, conocido como endometrio, experimenta cambios periódicos durante el ciclo menstrual hasta alcanzar un estado adecuado para la implantación del embrión. Cuando esto no ocurre, el endometrio se descama y comienza la menstruación. El periodo de tiempo en el que el útero es receptivo al embrión se denomina «ventana de implantación», fuera de este periodo el endometrio es incapaz de acoger al embrión.

Las técnicas de reproducción asistida actuales utilizan la estimulación ovárica para producir ovocitos que serán fecundados en el laboratorio para generar un número considerable de embriones. De entre todos los embriones producidos, aquel con mayor potencial de desarrollarse y dar lugar al nacimiento de un bebé es elegido y transferido al útero materno.

Hoy sabemos que el éxito de la transferencia embrionaria no depende únicamente de la calidad del embrión sino que la sincronización de la transferencia con el momento de máxima receptividad uterina es esencial para que el tratamiento culmine con éxito.

En la clínica de reproducción asistida IVF-Spain (Alicante) han aprendido que la individualización es clave para mejorar los resultados, no sólo en los casos más complejos, sino también en los más habituales. Por eso, IVF Spain es el primer centro del mundo que ofrece a todos sus pacientes el test de receptividad endometrial ER Map. Un nuevo test personalizado que permite identificar el mejor momento del endometrio para la transferencia del embrión, aumentando la probabilidad de embarazo y reduciendo el riesgo de fallo de implantación. ER Map ha sido desarrollado por el equipo de científicos de la start up iGLS (Alicante, España) especializada en genética de la reproducción. En la mayoría de los centros de reproducción asistida se utilizan los métodos clásicos de evaluación endometrial basados en el análisis morfológico de este tejido. Este sistema, aunque orientativo, tiene un valor predictivo bajo y no permite determinar de manera precisa cuál es el mejor momento del endometrio para recibir al embrión. ER Map permite personalizar la trasferencia embrionaria determinando de manera específica el día en el que el endometrio ha alcanzado el estado óptimo para la implantación embrionaria aumentando así la probabilidad de éxito del tratamiento.

Desde IVF Spain tienen el firme compromiso de ofrecer los últimos avances científicos y técnicos en medicina reproductiva a todos sus pacientes, lo que les convierte en un foco constante de innovación y les coloca en una posición líder a la vanguardia de la reproducción asistida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine