12 de noviembre de 2016

Instituto Bernabeu es un referente internacional en tratamiento de pacientes con baja reserva ovárica

14.11.2016 | 11:31
Rafael Bernabeu durante una consulta.

Con la edad se reduce la calidad y la cantidad de los ovocitos y algunas mujeres no logran el embarazo de forma natural y fracasan con la reproducción asistida por su escaso número

El retraso de la maternidad en la sociedad actual conlleva a su vez problemas reproductivos que suponen un reto para los expertos en medicina reproductiva. La mujer nace con todos los ovocitos (óvulos) que tendrá a lo largo de su vida, pero su calidad y cantidad van desapareciendo con los años. Si con 25 años los problemas para un embarazo son mínimos, ya que es en la juventud cuando la mujer libera los mejores ovocitos, a partir de los 33/35 años tanto su calidad como su cantidad inicia a disminuir, y en algunos casos el embarazo no llega de forma natural ni tampoco cuando se realiza una FIV (fecundación in vitro) convencional. En estos casos, cuando tras la estimulación ovárica no se consiguen más de 3 ovocitos, –cuando normalmente la media se sitúa en 10– provoca en estas pacientes un sentimiento de frustración y deseos de abandonar toda esperanza para ser madres.

Para combatirlo, el Instituto Bernabeu, hace ya más de 6 años, puso en marcha una unidad específica «para despertar los óvulos» en este cada vez más numeroso número de pacientes, del que forman parte ginecólogos, genetistas, embriólogos y biólogos que, de forma multidisciplinar, abordan este problema que padecen un 25% de las pacientes que necesitan ayuda para ser madres. «En el Instituto Bernabeu tenemos claro que en el momento actual es necesario abordar específicamente un problema reproductivo y el éxito se sustenta en la personalización del tratamiento», explica el director médico del centro reproductivo, el doctor Rafael Bernabeu. Quien señala que desde la Unidad de Baja Respuesta se diagnostican y se aplican tratamientos a la medida de la paciente para optimizar la calidad de sus ovocitos y lograr la anidación en el vientre materno.

Investigación

El Instituto Bernabeu apuesta por la investigación y para ello en el laboratorio genetistas, embriólogos y biólogos estudian los mecanismos celulares y genéticos que llevan al envejecimiento de los ovarios y ofrecen un tratamiento personalizado a la genética de cada mujer. Y tras años de investigación en baja respuesta el equipo del Instituto Bernabeu junto al equipo de genética de IB Biotech logró descubrir los genes que intervienen en la reserva ovárica lo que ha permitido al centro alicantino convertirse en un referente internacional en farmacogenética, al ofrecer a la paciente el fármaco más adecuado a la genética del ovario de cada mujer y definir la dosis adecuada.

Otro aspecto fundamental que favorece el embarazo son las altas tasas de supervivencia en la congelación de ovocitos obtenidos en varias estimulaciones, lo que permite optimizar el tratamiento logrando el mayor número de ovocitos en el menor tiempo posible.

El director de la Unidad de Baja Respuesta, el doctor Joaquín Llácer, explica que en los últimos años se han desarrollado toda una serie de protocolos personalizados «para tener la seguridad de que vamos a agotar todas las posibilidades de las pacientes con baja respuesta para conseguir el embarazo con sus propios gametos, evitando recurrir a la donación de óvulos (ovodonación)». El Instituto Bernabeu ha demostrado que las pacientes con baja respuesta no siempre tienen un mal pronóstico cuando se realiza una evaluación personalizada y se desarrollan todas las estrategias médicas posibles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine