05 de noviembre de 2016
Tribuna
Psicóloga clínica, especialista en Fertilidad de Vithas Fertility Center, la unidad de Reproducción Asistida del Hospital Vithas Perpetuo Internacional 

La importancia del control emocional en los tratamientos para quedarse embarazada

08.11.2016 | 18:26

Abordamos hoy la importancia de los aspectos emocionales en los tratamientos de reproducción asistida. El control emocional es un factor fundamental si queremos tener éxito, ya que el hecho de que los futuros papás realicen un adecuado manejo de sus emociones en esta situación les permitirá persistir hasta conseguir su objetivo: formar su propia familia.

La realidad es que cuando existe el deseo de ser padres, ya sea en pareja o en solitario, el hecho de no poder tener hijos/as supone un gran reto a nivel personal. Nuestra expectativa de ser madres o padres se viene gestando casi desde nuestra más tierna infancia, por lo que la renuncia a este deseo puede ser desgarradora. A esto hay que sumarle que cuando, por fin, nos encontramos en la consulta de Vithas Fertility Center, muchas veces ya habéis pasado un tortuoso camino de intentos fallidos y revisiones médicas.

Iniciando el proceso: afrontar la realidad

En el inicio del ciclo de reproducción asistida es imprescindible abordar los aspectos emocionales, si queremos tener éxito en el proceso, ya que, citando las conclusiones de la publicación «Importancia de los aspectos emocionales en los tratamientos de reproducción asistida» –Sociedad Española de Fertilidad–, «las complejas relaciones existentes entre los factores psicológicos y la fertilidad son cada día más evidentes. El estrés es un factor muy relacionado con la fertilidad, no sólo por su posible influencia negativa en la capacidad reproductiva de los seres humanos, sino también porque el propio diagnóstico y tratamiento de la esterilidad son, en sí mismos, una fuente de estrés al igual que la reiteración de tratamientos por fallo del anterior».

Viviendo varias etapas

Una aproximación muy real en este tipo de casos, en el que es importante reflejar que nuestros pacientes sepan que cuando se enfrentan a un diagnóstico de infertilidad/esterilidad pasan un duelo, puesto que pierden la posibilidad de tener un hijo/a sin ayudas externas. Se rompen así las fantasías que teníamos sobre cómo sería ese ansiado momento. Muchas veces hemos pensado si ese retraso de la regla sería finalmente un embarazo, o cómo nos sentiríamos al ver la marca positiva en el dichoso test gestacional. También cómo reaccionarían nuestros padres al saber la genial noticia, o nos reímos imaginando a quién se parecería...

Por eso, cuando todas esas expectativas hay que reajustarlas, pasamos por un periodo de duelo. Entendemos el duelo como un proceso emocional que va asociado a las pérdidas y tiene diferentes fases. Un primer momento de shock y negación, cuando no podemos creer lo que nos está sucediendo. Otra fase de este proceso es el enfado, la ira incluso, y la búsqueda de culpables. Posteriormente suele aparecer la tristeza, que va asociada a sentimientos de desesperanza e impotencia, cuando los afectados no ven salida a su solución. Y, finalmente, la aceptación. En este momento somos conscientes de nuestra realidad y, aunque el problema permanece, ya somos capaces de manejarlo emocionalmente y es entonces cuando podemos empezar a buscar soluciones y tomar decisiones realistas sobre las diferentes alternativas que se nos presentan.

El apoyo emocional del experto

El apoyo emocional nos ayuda a llegar a esa fase de aceptación y capacitarnos para afrontar con el menor dolor posible el camino que ahora empezamos a andar. El sendero de las técnicas de reproducción asistida es costoso desde innumerables vertientes, pero el coste personal y de pareja puede ser altísimo, por lo que, si queremos salir indemnes, la ayuda de un psicólogo especialista resulta de vital importancia. Cabe recordar que, aunque el camino es en ocasiones muy abrupto, nuestra realidad es que el que persiste siempre consigue de una manera u otra aquello que realmente desea, por lo que la figura del especialista os puede ayudar a tener la suficiente fortaleza para continuar intentándolo, lo que puede suponer la diferencia entre tener o no a vuestro hijo.

Por ello, no dudéis en pedir ayuda, tanto a vuestra familia como amigos, en este proceso que vais a empezar, pero sobre todo confiad en los profesionales que van a atenderos, porque ellos sabrán dirigiros al especialista que necesitáis en cada momento para conseguir el éxito. No lo dudéis ¡Vamos a conseguirlo!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine