Tribuna

Tecnologías especializadas para tratar la piel

Dra. Roge Navarro. Directora General del Centro Dermatológico Estético (CDE)

06.04.2016 | 16:25
Última tecnología biofotónica para el tratamiento del acné.

Que la medicina de este siglo XXI está ligada íntimamente con la tecnología es algo que parece innegable. Eso no significa, desde luego, quitarle valor al factor humano. Al contrario, las tecnologías sanitarias se han convertido en herramientas valiosísimas para mejorar la labor del médico; desde el diagnóstico hasta los tratamientos. Les pongo un ejemplo para que entiendan a que me refiero. Se imaginan que Leonardo da Vinci viviera actualmente entre nosotros. Probablemente puestos a fantasear, en su faceta de inventor o pintor se serviría de potentes ordenadores, de programas de diseño en 3D, de photoshop, ilustrator, etc. La tecnología es como un lápiz, pero es el médico el que tiene que saber lo que escribe.  

En Centro Dermatológico Estético llevamos casi cuatro décadas trabajando por y para la salud de la piel de nuestros pacientes. Cerca de 40 años en los que hemos vivido en primera persona esta evolución que podríamos definir como una revolución tecnológico-sanitaria. En nuestro ámbito las plataformas láser han supuesto un verdadero punto de inflexión de la terapéutica médica. Pero también son tecnologías complejas que suponen un desafío que debe manejarse diestramente para aprovechar su potencialidad. Desde los años 90 en nuestro centro optamos por un desarrollo en unidades especializadas de los servicios médicos. Una filosofía y organización del trabajo que nos ha permitido dar un servicio de máxima calidad. Equilibrando el trabajo de equipo entre unidades y la especialización hemos conseguido ofrecer, en cada momento, los tratamientos disponibles más eficaces a nuestros pacientes. Cada unidad esta compuesta por un médico que encabeza un equipo sanitario altamente cualificado y naturalmente, cuenta una tecnología específica asociada.

La importancia de unidades y tecnologías especializadas
Este planteamiento organizativo nos permite que cada unidad médica tenga entre sus tareas el seguimiento continuo de investigaciones, avances, estudios médicos y nuevas tecnologías de sus respectivos ámbitos. Me gustaría centrarme precisamente este último punto, el de las tecnologías; uno de los aspectos que ha convertido a CDE en una referencia en la dermatología y la estética en España. Como explicaba antes, sería imposible desligar la medicina moderna del desarrollo de la tecnología sanitaria. Nuestro ámbito médico, el de la piel y la estética, seguramente, es uno de los ejemplos más claros. Pero no solo se trata invertir en tecnología, hay que hacerlo de forma correcta. Nuestra dirección siempre ha sido continuar fieles a nuestro modelo. Hemos preferido invertir en plataformas tecnológicas muy especificas y de probada eficacia a optar por otras, en teoría más polivalentes, pero que, en términos prácticos, siempre resultan menos efectivas terapéuticamente. Económicamente este planteamiento supone un esfuerzo inversor mayor, la contrapartida es que nuestros servicios sanitarios, nuestro compromiso con la salud y los objetivos de nuestros pacientes, son también mucho más efectivos y satisfactorios.

En nuestro centro cada unidad tiene plataformas tecnológicas especificas y punteras, las más adecuadas para ofrecer terapias y tratamientos eficaces. La Unidad de Láser Vascular cuenta con hasta tres plataformas de láser especializado para lesiones vasculares, la Unidad de Pigmentos tiene otros tantos láseres para la eliminación de manchas y/o tatuajes, la de Fototerapia dispone de  cabinas corporales, locales y una plataforma láser especifica para la psoriasis o el vitíligo, la Unidad de Medicina Estética ofrece tratamientos de remodelación corporal, antiaging, etc. gracias a estar dotada de una amplísima gama de aparatología especializada: láseres, equipos de radiofrecuencia, ultrasonidos, equipos de Cyclone, etc. Así podríamos continuar repasando todas nuestras unidades con similares muestras. Cada año la inversión en tecnología supone un importante esfuerzo financiero pero significa paralelamente apuntalar nuestro modelo sanitario.

En definitiva, en Centro Dermatológico Estético siempre hemos tenido una idea clara de lo que significa dar servicio medico-estético en nuestro ámbito: la piel. La especialización en unidades y la inversión en tecnología puntera y específica son los mimbres que nos ha permitido ofrecer nuestros servicio sanitario a más de 200mil pacientes en tal fecha como hoy. Todos ellos han confiado en nosotros y su satisfacción es la garantía de que hemos elegido el camino correcto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine