Alimentación infantil

El almuerzo perfecto para los niños celiacos

Los niños intolerantes al gluten deben conocer bien qué alimentos pueden o no ingerir

03.09.2015 | 20:43
Se pueden preparar bocadillos con pan sin gluten

La vuelta al colegio tras las vacaciones de verano supone una serie de cambios importantes en los hábitos de los niños: hay que levantarse antes, comprar todo el material escolar, ver si se necesita nueva ropa para el curso, y, como no, retomar los hábitos alimentarios que se habían dejado de lado durante los meses estivales.

La alimentación es un factor importante para facilitar el proceso de la vuelta al 'cole', ya que es la fuente de energía principal. En el caso de los niños con intolerancia al gluten es aún más importante conocer qué alimentos pueden consumir y cuáles no, especialmente durante el recreo, en el que no hay nadie que vigile a conciencia qué comen los niños.

No solo hay que evitar los alimentos con gluten, sino que se deben elegir los más atractivos para que los niños no picoteen la comida de los demás. Por ello, desde Schär han redactado estos consejos para crear el almuerzo para el recreo perfecto para niños con celiaquía.

- Las frutas, enteras o en rodajas: Se puede optar por frutas enteras, como el plátano, la mandarina o la manzana; o cortadas en trozos, como las fresas, la naranja, la pera o el melocotón. Para mantenerlas frescas, es recomendable cortarlas en rodajas y rociarlas con zumo de limón.

- Frutos secos, nunca fritos: Los frutos secos, que aportan gran cantidad de energía, son perfectos para el almuerzo, aunque deben comerse en crudo. El típico bocadillo del recreo se puede acompañar con nueces, avellanas o almendras.

-Bocadillos con distintos tipos de pan sin gluten: Existen diferentes tipos de pan sin gluten, por lo que es recomendable combinarlos con rellenos como la mantequilla, el queso tierno o el embutido sin gluten.

- Para beber, yogures líquidos y zumos: El agua es la bebida principal en toda dieta, pero, para cambiar un poco y endulzar el almuerzo, se puede optar por yogures líquidos y zumos de frutas, muy ricos en vitaminas. En todos los casos es recomendable llevarlos en botellas cerradas con tapones de rosca, de forma que no se vierta nada de líquido.

- Un capricho para no picotear: Si el niño se queda con hambre, puede tener la tentación de coger algo de comida de sus compañeros, que probablemente contenga gluten. Para evitarlo, lo mejor es incluir una barrita de cereales o un 'snack' dulce sin gluten en la mochila.

¿Cómo lo deben llevar?

-En raciones pequeñas: El objetivo del almuerzo en el recreo es saciar el hambre hasta la hora de la comida, no realizar una comida completa, por lo que se deben hacer raciones pequeñas que sacien pero no llenen el estómago.

-Usa recipientes herméticos: Los alimentos deben ir en recipientes cerrados herméticamente, para que no pierdan la frescura. En el caso de los bocadillos, poner una hoja de lechuga debajo del relleno hace que no se reblandezca el pan y aguante hasta la hora del recreo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine