Publirreportaje

Qué esperar de una ecografía 4D

Las tecnologías más modernas permiten ver al bebé con todo detalle antes de nacer

07.08.2015 | 00:22
Qué esperar de una ecografía 4D

Uno de los momentos más esperados por madres y padres durante el embarazo es el de ver a sus pequeños a través de una ecografía. Una técnica inocua tanto para el feto como para la madre que permite visualizar al futuro bebé sin ningún riesgo para la salud. Las ecografías más modernas, ecografía 3D y ecografía 4D, muestran imágenes tridimensionales del niño o niña con la diferencia de que la primera lo hace de forma estática, mientras que con la segunda se puede apreciar movimiento en tiempo real.

La ecografía 4D, aunque no aporte ventajas explícitas en cuanto a diagnóstico fetal se refiere, tiene un impacto emocional positivo en los padres gracias a la posibilidad de ver a su futuro hijo o hija con perfecta nitidez. Dependiendo de la semana de embarazo en la que se realice, los resultados serán diferentes como es obvio y aquí se presenta una guía para saber qué esperar al realizar una ecografía 4D en los diferentes períodos.

Entre la semana 16 y la 20, una Ecografía 4D permitirá visualizar al bebé de cuerpo entero. La cabeza del pequeño será casi tan grande como el resto del cuerpo y las extremidades serán largas y delgadas. Ya se podrán apreciar el sexo del mismo y el movimiento de brazos y piernas, aunque habrá que esperar para verle abrir los ojos, ya que los párpados todavía estarán cerrados.

De la semana 21 a la 25 de embarazo, el rostro del futuro niño se va definiendo y todas las partes de los ojos se terminan de desarrollar. Una ecografía 4D realizada en este período seguirá mostrando su cuerpo y sus movimientos, pero también permitirá ver sus primeros gestos: sonrisas, bostezos€

A partir de la semana 25 el bebé ya es demasiado grande para captarlo entero, por lo que se verá por partes en una ecografía 4D. De la semana 26 a la 31, se podrá apreciar la cara del pequeño ya totalmente formada y como abre y cierra los ojos. Además, éste reaccionará a estímulos familiares como la voz de los padres, la música o los ruidos fuertes.

De la semana 32 en adelante el bebé ya puede contraer y dilatar el iris, pero realizar una ecografía 4D es difícil debido al tamaño que adquiere.

Si no puedes esperar más para ver a tu bebé, DIARIO INFORMACIÓN te da la oportunidad de hacerlo con todo detalle con la oferta de una ecografía 4D, CD con vídeo de la exploración e imágenes de tu bebé más fotomontaje de la mano de Ecobaby 4D, en Alicante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine