28 de enero de 2015
28.01.2015
Insuficiencia circulatoria

¿Cómo digo adiós a mis varices?

La primera causa de aparición de las varices está relacionada con la genética aunque también depende de otros factores

28.01.2015 | 22:26
Las varices pueden aparecer por sobrepeso, embarazo o tabaquismo.

Las varices son venas enfermas superficiales, dilatadas por un llenado y estancamiento exagerado de sangre, asociadas a una insuficiencia circulatoria de claro origen genético, aunque cada vez más el estilo de vida actual también repercute mucho en su aparición. Expertos de la Clínica Menorca nos hablan de estas venas antiestéticas y molestas, y dan pautas de cómo eliminarlas para poder lucir piernas bonitas este verano sin necesidad de cirugía.

La primera causa de la aparición de varices, en un 97 por ciento, es el factor hereditario, pero también pueden aparecer por sobrepeso, embarazo, tabaquismo, tratamientos hormonales o si se pasa mucho tiempo de pie o sentado. Provocan pesadez, hormigueo, cansancio, picor e incluso dolor, sobre todo cuando hace calor, se está mucho tiempo de pie, o se tiene síndrome premenstrual en el caso de las mujeres.

Hay varios tipos de varices, desde las telangiectasias, que son esas pequeñas venitas que se rompen tanto en la cara como en las piernas; hasta varices de mayor envergadura que "suponen un verdadero problema de salud, por el dolor que provocan en la persona que las sufre, sobre todo en los meses de más calor".

¿Cuál es la mejor técnica para utilizarlas?

Por su parte, las de mayor tamaño se eliminan en una sesión con el sistema de microespuma avanzado, que consiste en inyectar una microespuma especial que necrosa la variz. Es un tratamiento que "no necesita anestesia, ni hospitalización, ni reposo" y se puede eliminar cualquier tipo de variz, dejándola inutilizada, ya que el organismo se encarga de metabolizarla y absorberla. Tras la sesión el paciente debe llevar una media de compresión durante una o dos semanas.

Las varices más pequeñas se eliminan con el 'Láser V-Beam', un tratamiento "indoloro" que no necesita anestesia. Actúa quemando selectivamente los vasitos que forman dichas lesiones, "sin dañar los tejidos adyacentes". El propio cuerpo se encarga de ir barriendo los restos de estas quemaduras y blanqueando la zona tratada. El número de sesiones requeridas depende de la severidad de la lesión, pero se estima un total de cuatro o seis sesiones separadas por períodos de 20 días.

Los meses de calor no son muy recomendables para realizarse este tipo de tratamiento; la época ideal es entre septiembre y mayo para evitar sufrir en verano, ya que el calor acentúa mucho el cansancio de las piernas y los dolores asociados a este tipo de patología venosa. El coste tratamiento con microespuma es desde 1.200 euros, aunque depende del número de varices a eliminar, por lo que es necesario que el médico especialista haga un estudio personalizado de cada caso.

¿Existen efectos secundarios?

Mientras se lleva la media compresiva pueden aparecer picores o pequeños calambres que son absolutamente normales. Los expertos recomiendan caminar para evitar hinchazones y reposar con la pierna en alto siempre que se pueda. Asimismo, pueden aparecer enrojecimientos en zonas muy localizadas o hematomas intravenosos, que no es más que sangre estancada en alguna zona tratada, que "se resuelve al evacuarlo".

Al eliminar estas varices, la circulación que pasaba por esas venas enfermas es asumida sin ningún problema por el resto de venas sanas, tanto del sistema profundo como del superficial. Al eliminar la variz se elimina la sobrecarga que producía la circulación de la variz en dirección contraria, descongestionando la circulación de la pierna, y desapareciendo las molestias circulatorias que se tenían anteriormente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine