regala Suscriptor
regala Suscriptor
Información
Tabaquismo

Dejar de fumar: consejos que funcionan

El final del verano puede ser el momento ideal para olvidarse del tabaco si seguimos una serie de pautas

12.09.2014 | 12:09
Son muchos los beneficios de dejar de fumar
Son muchos los beneficios de dejar de fumar

Los beneficios de dejar de fumar

  • Un día: el dióxido de carbono abandona el cuerpo y los pulmones empiezan a expulsar las mucosidades.
  • Dos días: La nicotina ha desaparecido. El gusto y el olfato mejoran.
  • Tres días: Conseguirás respirar mejor, ya que los bronquios se relajan. Además te sentirás más lleno de energía.
  • De 3 a 9 meses: La tos crónica habrá desparecido.
  • Un año: El riesgo de paro cardíaco se reduce a la mitad.
  • En 10 años: El riesgo de cáncer de pulmón disminuye también a la mitad

Algo hay entre el final del verano y el comienzo del otoño para que siempre se presente como el momento idóneo de las grandes promesas con nosotros mismos. Para muchos fumadores, llega la hora de proponerse romper su relación con el tabaco. El camino para dejar de fumar no será fácil, pero muchos lo consiguen en estas fechas.

Estos son algunos consejos que debes seguir para intenta dejar de fumar:

-Cuéntalo. Anuncia a todos que vas a dejar de fumar. Ese compromiso verbal con las personas allegadas acrecentará la motivación en el empeño de desengancharnos del tabaco. Además, su apoyo te ayudará en los momentos bajos. No escuches a quienes no confían en que no lo conseguirás. Está comprobado que para dejar de fumar definitivamente primero se ha de intentar en varias ocasiones.

-Espera 10 minutos si te entran ganas de fumar. No respondas inmediatamente a la tentación y tómate un tiempo antes de llevarte un cigarrillo a los labios. Si consigues superar estos momentos, que pueden repetirse a lo largo del proceso, habrás ganado la batalla.

-Piensa en el día a día. La meta debe ser siempre no fumar hoy. Al plantearnos las metas en un plazo más corto podemos convencernos con más facilidad, de forma que el reto parezca más asequible que el objetivo general de dejar de fumar.

-Borra cualquier recuerdo de tabaco: deshazte de los cigarrillos, ceniceros, mecheros, el encendedor del coche, etc, y borra todo rastro de olor a tabaco en tu casa.

-Proponte un plan y ten a mano alternativas para esos momentos en los que la tentación del cigarrillo acecha. Actividades manuales o que mantengan activa la mente pueden ayudar en el intento. Existen múltiples alternativas para tratar de paliar la ansiedad en esos momentos. Beber agua o todo tipo de zumos te ayudará.

-Evita a los fumadores. Trata de mantenerte alejado de personas que fuman mientras tratas de dejar de fumar o pídeles que no lo hagan en tu presencia.

-Cambia de hábitos. Toda actividad nueva o diferente nos activa mentalmente mucho más que cualquier acto rutinario. Nos obliga a prestar atención a las nuevas situaciones y aleja el reclamo de tabaco.

-Calcula cuál sería tu gasto en tabaco durante el tiempo en el que lo estés dejando y ahórralo. Comprueba cómo asciende la suma a lo largo de los días y date un capricho con lo conseguido. De esta manera visualizarás lo que estás perdiendo por fumar y las ventajas de dejarlo.

-Lleva una vida más sana. Evita especialmente el alcohol mientras tratas de dejar de fumar. Aliméntate de forma apropiada y descansa correctamente. Todo esto te ayudará a sentirte mejor físicamente y contribuirá a llevar a término el esfuerzo emprendido. El ejercicio físico e incluso algunas pequeñas metas deportivas pueden ser unos aliados perfectos para dejar de fumar.

Por supuesto, pregunta a tu médico todo lo que desees saber para poder alcanzar el objetivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine