Tendencias

Prendas que nunca debieron existir

Algunas modas se imponen con fuerza en la sociedad aunque no sienten muy bien a muchos

12.04.2015 | 00:42

Si echamos la vista atrás y repasamos nuestras fotos de hace unos años, en muchas ocasiones nos llevaríamos las manos a la cabeza. Si nos remontamos a las modas de los años 80 y los 90 encontramos numerosas prendas que no eran, ni mucho menos, favorecedoras.

Las modas se imponen en la sociedad aunque en algunas ocasiones se trata de vestimentas y estilismos poco favorecedores para muchos de los mortales.

Los míticos cardados de los 80, acompañados por complementos como unas buenas hombreras, marcaron toda una época. Lo mismo pasó unos años más tarde con la moda del pelo casco en los chicos. Raro era el chaval que no se atrevió con este corte, que sentaba bien a muy pocos.

A continuación, repasamos algunas de estas prendas que quedarán para siempre en nuestra memoria y, en muchas ocasiones, arrinconadas en nuestros armarios.

Hombreras: las hombreras marcaron toda una época. Este complemento para realzar los hombros no podía faltar en ninguna chaqueta ni camisa en los años 80. Las tiendas de ropa estaban llenas de modelos coronados por este complemento.

Riñoneras: estas pequeñas mochilas que se ataban a la cintura son las grandes protagonistas de muchas de las fotos. Las riñoneras se convirtieron en un ´must´ en los viajes por su comodidad y practicidad. La variedad de riñoneras dio para mucho en cuanto a estilismos y materiales.


FOTOS: PINTEREST

Pelo cardado: los peluqueros de los años 80 no podían trabajar sin un buen peine de cardado. Este utensilio, junto con un buen bote de laca, era indispensable para marcar bien las melenas de la clientela de la época.

Donas de pelo: míticas gomas de pelo que triunfaban por su variedad de colores. Cuanto más cantosa era, más fans tenía. Las cabelleras lucían orgullosas este complemento en moños y coletas.

Zapatos con plataformas: las plataformas se apoderaron de los zapatos durante una época y fueron pocas las mujeres que renunciaron a esta moda.

Botas de punta: una canción de Coyote Dax impuso la moda de las botas de punta. Se trató de una tendencia tan fuerte que se apoderó tanto de la moda femenina como de la masculina.

Camisas de cuadros de franela: las camisas de franela tipo guardabosques son una de las modas que resiste a los tiempos. Siempre aparece algún incondicional de esta prenda que cuanto más cuadros tiene, más adeptos capta.


FOTOS: PINTEREST

Pendientes de aros de plástico de colores: el plástico se impuso en la bisutería en forma de pendientes de aros. Todas las grandes franquicias de moda lucían estas piezas en sus aparadores. La gama de colores ofrecida era de lo más amplia para que sus fans pudiesen combinarlo a la perfección con todas sus prendas de vestir.

Corte de pelo tipo casco: los adolescentes de los 90 recordarán muy bien esta moda. El corte de pelo tipo casco invadió la peluquería masculina gracias a famosos como Nick de los BackStreetBoys o el futbolista David Beckham.

Leggins como pantalones: en los últimos tiempos los leggins se han convertido en una prenda que no puede faltar en los armarios femeninos. Lo que, en un principio, era un complemento para utilizar con jerseys o camisas largas, ha pasado a convertirse en un pantalón. Hay que decir, que hay que contar con una anatomía muy agraciada para que esta prenda siente bien si se utiliza de esta manera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine