Declaraciones

La viuda de Robin Williams rompe su silencio

Susan Williams habla por primera vez de la trágica muerte del actor en una televisión estadounidense

05.11.2015 | 00:36
Robin Williams, junto a su esposa Susan.

El pasado mes de agosto se cumplía un año de la muerte del reconocido actor Robin Williams. Y ahora, unos meses más tarde, la viuda del actor, Susan Williams, ha roto su silencio en una entrevista muy íntima realizada para la cadena estadounidense ABC.

'Good Morning America' ha tenido la oportunidad de hablar en exclusiva con la mujer del protagonista de 'El Club de los Poetas Muertos'. El fallecimiento del reconocido intérprete, el cual se quitó la vida, dio la vuelta al mundo.

Convertido en uno de los actores más entrañables de Hollywood, este suicidio fue un rotundo shock para la industria.

Ahora Susan Williams habla como vivió esta trágica muerte de su marido. La viuda ha concedido su primera entrevista, en la que asegura que no fue la depresión la que mató al actor. "La depresión fue uno de, llamémoslo, 50 síntomas, una pequeña parte", decía la diseñadora gráfica en exclusiva a 'Good Morning America'.

La tercera esposa del oscarizado intérprete confesó que no solo había sido diagnosticado de Parkinson, en su informe también constaban signos de la Demencia de Cuerpos de Lewy (DCL), la tercera causa de demencia detrás de la enfermedad de Alzheimer y la demencia vascular.

Una dolencia difícil de diagnosticar y que conlleva fluctuaciones en el estado mental, alucinaciones y deterioro de la función motora. La pareja de la estrella cinematográfica comentó que los síntomas -grandes niveles de ansiedad, delirios y falta de movilidad -, empezaron un año antes de su suicido en su casa de Cayo Paraíso. "Se presentan como una máquina de pinball. No sabes exactamente qué es lo que estás buscando", admitía la viuda, para la que su esposo fue un hombre valiente al que no culpa "ni un poco" de su última decisión.

"Ahora sé que los médicos, todo el equipo, estaban haciendo exactamente lo correcto", dijo Susan. "Es sólo que esta enfermedad era más rápida que nosotros y más grande que nosotros", añadió a continuación.

Las primeras señales que padeció Robin Williams llegaron en 2013, con fuertes dolores de estómago, estreñimiento, problemas urinarios e insomnio, a los que se sumaron en mayo de 2014 rigidez, caídas, escasa movilidad en las piernas y pérdida de la voz. Susan revelaba, además, que la última semana antes de su despedida, ambos vivieron una "pesadilla". "Se estaba desintegrando ante mis ojos", subraya la diseñadora emocionada.

Susan justificaba la entrevista como una forma de ayudar a otras personas a alertar sobre los síntomas de este trastorno. "He pasado este último año tratando de averiguar lo que mató a Robin. Para entender lo que estábamos luchando y uno de los médicos dijo, 'Robin era muy consciente de que estaba perdiendo el juicio y no había nada que pudiera hacer al respecto'", reconoció Williams.

"Este fue un caso muy singular y ruego a Dios que arroje algo de luz sobre las personas que estén afectadas de Lewy para los millones de personas y sus seres queridos que sufren esta enfermedad", recalcó la que fuera mujer de Robin Williams.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine