Magazine Fashion&Arts
Cosmética

Estée, Elisabeth, Helena: del potingue al emporio

Tres mujeres cambiaron el negocio de la cosmética y lo hicieron hablando con otras mujeres

03.11.2016 | 01:12
Estée Lauder posa en 1962 en Nueva York.

Su filosofía era simple: "Cualquier mujer puede ser bella". Era 1946 y la humanidad creía en el brillo de Hollywood sobre todas las cosas. Estée Lauder (bautizada Josephine Esther Mentzer en 1908) supo ver más allá. Ese glow podían conseguirlo todas. Creció en Queens, Nueva York. Rose, su madre, era húngara y su padre, Max, checo. Cuando estaba en el instituto su tío John vino a vivir con la familia y empezó a fabricar potingues caseros de textura aterciopelada en el horno de la cocina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La modelo lleva el Sérum Regenerador de pestañas de Redenhair.
El neo apache

El neo apache

El resultado de la moda de otoño, nómada en forma y fondo, parece el regreso de un largo viaje

Eva Herzigova casi al desnudo

Eva Herzigova casi al desnudo

La digna superviviente de la era dorada de las 'top models' cree en las segundas oportunidades

Irene Montero: la jefa de la tribu

Irene Montero: la jefa de la tribu

Unos la ven como una enemiga a batir en el Congreso, otros como la esperanza de Podemos

Plan urbano por París

Plan urbano por París

Cuando aprieta el calor, el sueño se resiste- Te proponemos estos hoteles perfectos para una noche

Educación Británica

Educación Británica

Londres es Londres. En 30 años no ha habido ciudad más transgresora en la moda ni mejor escuela en...

¡Larga vida al "anartismo"!

¡Larga vida al "anartismo"!

Rebeldía. Esa es la máxima de las gafas de Etnia Barcelona. Van por la vida con este lema:...

Enlaces recomendados: Premios Cine