Pasatiempos para el verano

Cuatro manualidades con botellas que puedes hacer con tus hijos

Las manualidades entretienen, divierten y evitan que tus hijos se queden pegados a la televisión

24.06.2015 | 21:18
Botellas con sal de colores, originales y decorativas.

En verano nuestros hijos tienen mucho tiempo libre. Las manualidades son una excelente actividad para que se entretengan, se diviertan y no se queden pegados a la pantalla de la televisión o el ordenador. Las manualidades potencian la imaginación y la creatividad. Con la familia o con los amigos, las manualidades son una buena forma de pasar una tarde agradable. Además, puedes aprovechar para explicar a tus pequeños la importancia y la utilidad de reciclar y reutilizar.

Aquí te presentamos algunas ideas de manualidades que tú y tus pequeños podéis hacer con botellas:

Tres en raya: Nada más fácil que hacer una versión de este clásico pasatiempos con los tapones de las botellas que tengamos por casa. Busca una base sobre la que trazar las líneas de tal forma que quede un cuadrado dividido en nueve casillas. Usa tapones de diferentes colores para diferenciar a los jugadores. Para alegrar nuestras improvisadas fichas puedes pegar sobre los tapones figuras de papel, fichas de colores, baratijas o cualquier cosa que se os ocurra.

Botella espía: Se trata de un juego de agudeza visual. Coge tantos objetos pequeños como se te ocurran, con 10 o 15 serán suficientes. Puedes usar todo lo que encuentres, botones, clips de colores, chapitas, tapones de bolis€ Saca una foto a todos los objetos o elabora una lista con todos ellos. Después, coge una botella grande y rellénala con arena mientras vas introduciendo todos los objetos.

El juego consiste en agitar la botella y comprobar quien es capaz de encontrar más objetos mirando la botella. Según vayas viendo los objetos, vete tachándolos de la lista o la foto. Al cabo de un rato, comprueba quién ha tachado más objetos. ¡Vuelve a agitar para empezar una nueva partida!

Botellas florero: Se trata de una manualidad de lo más sencilla. Todo lo que necesitas son botellas de un tamaño mediano, unas cuantas revistas viejas, un poco de cola y unos pinceles. Con un pincel, recubre la botella de cola mientas vas pegando trozos de papel de revista con los colores que tu prefieras.

Cuando toda la botella esté recubierta de papeles, pásale por encima otra capa de cola a modo de barniz. Espera a que se seque, ¡y listo! Ya tienes un exclusivo florero de diseño donde colocar las flores que prefieras.

Botellas con sales de colores: Con sal, tizas de colores, botellas de cristal, y unos tapones podrás decorar cualquier rincón de tu hogar. Pinta la sal con las tizas de colores. No la pintes toda del mismo color, sepárala en montoncitos de diferentes colores. Después, ve metiendo la sal en la botella, ve haciendo capas de colores en el orden que prefieras.

Cuando tengas la botella llena, ciérrala con un tapón. También puedes usar una tela y una goma para cerrar la botella. Asegúrate de que esté bien cerrada para que no se derrame la sal por toda tu casa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine