16 de mayo de 2018
16.05.2018
Polémica

Orihuela volverá a ser ciudad taurina tras anunciar Cs que no recurrirá la sentencia del TSJ

La formación naranja asume el fallo para "no generar más gastos al municipio" aunque considera que el alto tribunal se equivoca al valorar la voluntad política de los grupos que aprobaron la moción

16.05.2018 | 19:18
Orihuela volverá a ser ciudad taurina tras anunciar Cs que no recurrirá la sentencia del TSJ

Cs aprobó en 2015, junto a Cambiemos y Psoe, la moción contra los toros y los circos con animales que ha anulado el TSJCV pero ahora votará junto al PP que no se recurra la sentencia

El Grupo Municipal de Ciudadanos Orihuela ha anunciado que no recurrirá la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana que declaró nula la moción aprobada en el pleno de Orihuela el 29 de octubre de 2015 en la que se declaraba al municipio ciudad libre de espectáculos con animales salvajes y de espectáculos taurinos, y que recibió la aprobación de Cs, PSOE y Cambiemos. De esta manera se desmarca de la petición de Cambiemos, el grupo que propuso la moción aprobada también por Cs y PSOE, de interponer un recurso de casación al fallo, para lo que hay plazo hasta el 8 de junio. En una nota, Cs dice asumir que el alto tribunal valenciano se equivoca al valorar la voluntad política de los grupos que aprobaron la moción, pero no considera necesario generar, dice, "un gasto innecesario a las arcas municipales con un nuevo recurso·.

 
Desde Cs dan así por cerrado el asunto tras "respetar y acatar" la sentencia de segunda instancia que resuelve el recurso de apelación de la Fundación Toro de Lidia frente a la anterior sentencia dictada por la Audiencia Provincial en febrero de 2017 que rechazaba la impugnación por vía contenciosa de la moción aprobada por el Pleno del Ayuntamiento de Orihuela de rechazo de los espectáculos taurinos y circenses con animales. Desde Cs insisten en discrepar de dicha sentencia de apelación "y nos parece equivocada en el planteamiento de la cuestión de referencia, por lo que entendemos que debió mantenerse el fallo de la sentencia de la primera instancia que declaraba ajustada a derecho la moción aprobada".

Para Cs Orihuela, la moción planteaba a los grupos municipales de esta localidad mostrar un posicionamiento político frente a los espectáculos taurinos y circenses en la línea de rechazar "el trato cruento a los animales". Por ello, los tres concejales de Cs en Orihuela dicen adumir individualmente dicha moción "desde una perspectiva política, mostrándonos en contra de cualquier trato cruel hacia los animales como los que se producen en los espectáculos taurinos o los que se pueden producir en espectáculos circenses".

Para Ciudadanos la moción no pretendía usurpar ninguna competencia estatal o autonómica, como señalan los jueces del TSJ en su sentencia, sino que fue un posicionamiento o iniciativa de carácter político "que no puede vincular eficazmente o forzar un cambio en normas reglamentarias municipales ni, mucho menos, de competencia autonómica o estatal". Por ello entienden que el TSJCV, en sus argumentos para anular la moción antitaurina,  "ha sentenciado erróneamente la nulidad de esa moción" ya que en los términos en que se aprobó, "no modificaba norma alguna, ni local ni estatal". Es más, señalan desde la formación naranja que el desarrollo posterior de esa moción sería siempre competencia del gobierno local, cuyos actos administrativos concretos sí podrían haber incurrido en invasión de competencias estatales, aunque este paso nunca se dio. 

Cs Orihuela, por tanto, no apoyará presentar el recurso de casación que plantea Cambiemos, no es partidario de recurrir la anterior sentencia en casación ante el TS, por cuanto el eventual resultado positivo de ese recurso "es absolutamente ajeno a la posibilidad de modificar normativa estatal en la materia desde este Ayuntamiento", con lo que entienden que la iniciativa de proceder a dicho recurso simplemente abocaría a generar gastos a las arcas públicas municipales "sin resultado efectivo alguno". Y aseguran que ha quedado claro el objetivo de esa moción que era el posicionamiento político de los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento con respecto a las corridas de toros y a la presencia de animales en circos y otros espectáculos. 

De esta manera, y tras el anuncio del PP de que tampoco apoyará el recurso, Cambiemos y el PSOE se quedarían solos en la petición de recurrir la sentencia del TSJ, por lo que la propuesta no saldrá adelante al estar en minoría y Orihuela ya no será ciudad antitaurina. Los socialistas oriolanos no se han pronunciado oficialmente aún sobre si apoyan la presentación del recurso de casación, aunque su portavoz, Carolina Gracia, adelantó a este diario cuando salió la sentencia que la intención era la de sí hacerlo

Por su parte, la Peña José Mari Manzanares (hijo) ha vuelto a pedir que sean los partidos políticos que votaron a favor de la moción antitaurina quienes asuman de su bolsillo los 3.000 euros en costas a los que ha sido condenado el Ayuntamiento de Orihuela. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine