07 de octubre de 2017
07.10.2017
Torrevieja

¡Hasta siempre, tortugas!

La playa de La Mata se convirtió en una fiesta para escolares que despidieron a seis ejemplares liberados por el Oceanogràfic

08.10.2017 | 23:50
¡Hasta siempre, tortugas!
¡Hasta siempre, tortugas!

La playa de La Mata se convirtió ayer durante unas horas en una fiesta escolar para animar a seis tortugas bobas, una especie en peligro y protegida, a encontrar su hábitat natural en el mar. El Oceanogràfic de València, el Acuario de Sevilla y el Ayuntamiento de Torrevieja llevaron hasta ala playa de La Mata de Torrevieja, a seis jóvenes tortugas, cuyos huevos, junto a otros 82, fueron depositados en las playas de Sueca (Valencia), hace más de un año, en uno de los cuatro únicos nidos que han sido documentados en 200 años en las costas valencianas.

Los escolares del CEIP Ciudad del Mar, pusieron nombres a los animales previamente -Tobi, Huellas, Boby, Melodi, Esmeralda y Marina- y les deseó toda suerte de buenas venturas al adentrarse al mar, con lo que su ciclo de puesta, eclosión y crecimiento de estas criaturas se ha cerrado gracias a la colaboración de ciudadanos y a la intervención de técnicos, en una experiencia «extraordinariamente exitosa». Las tortugas, que nacieron con 18 gramos de peso y 4 centímetros de longitud, pesan ahora, un año después, 1,5 kilos y miden 18 centímetros.

Deseos

Seis escolares leyeron dos deseos para cada una de ellas. Posteriormente, los más de doscientos niños participantes, que ya contaban con la pulsera de la Fundación Oceanogràfic «Alerta tortugas» y otro material educativo del Acuario de Sevilla, pudieron ver de cerca y tocar a las tortugas en un acto de animación en el que colaboró la mascota, Chelo, de Sevilla. La presidenta de la Fundación Oceanogràfic, Celia Calabuig, expresó su satisfacción porque se haya cumplido y dijo que «tenemos muchos animales que mostrar y buscamos que nuestros visitantes gocen de una experiencia inolvidable. Somos el acuario más grande de Europa, pero también queremos llevar un mensaje conservacionista y de respeto por los océanos».

«Los niños y niñas tenéis que ser los vigilantes de que se detengan y desaparezcan gravísimas realidades como la contaminación por plástico de nuestros mares», aseguró.

Por su parte, la portavoz del Acuario de Sevilla, Susana Montero, explicó que «la conservación de las tortugas marinas está en manos de todos, no sólo de los acuarios. Tenemos la obligación de ayudar al medio marino desde nuestra vida cotidiana con pequeñas acciones y buenas prácticas medioambientales».


Nido

Montero agradeció «la participación del proyecto en conjunto con la Conselleria de Medio Ambiente y el Oceanogràfic de Valencia, ya que permite unificar fuerzas y hacer extensible la labor de divulgación y concienciación más allá de Andalucía». El alcalde de Torrevieja, José Manuel Dolón (Los Verdes), indicó que «se ha hecho un gran esfuerzo para que estos seis ejemplares de tortuga marina pudieran ser devueltas al mar. Ha sido todo un éxito y representa el enorme trabajo de más de un año».

La zona escogida para realizar la suelta de las tortugas bobas es la misma en la que se halló en el verano de 2015 una puesta de huevos de esta especie, de la que, desafortunadamente no pudo salvarse ninguna cría. Aunque se citó la posibilidad de que las tortugas liberadas hoy regresen a la misma playa a realizar sus puestas en un futuro, no hay certeza científica de que estos animales regresen a la misma playa de la que partan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine