28 de septiembre de 2017
28.09.2017
Torrevieja

El colegio Amanecer deberá contemplar pantallas contra el ruido de la CV-905

Todos los grupos han votado a favor en la comisión previa al pleno de hoy para sacar adelante el trámite urbanístico del nuevo centro

29.09.2017 | 01:09
Parcela en la que se construirá el nuevo Colegio Amanecer.

El pleno del Ayuntamiento de Torrevieja aprobará hoy con los votos favorables de todos los grupos la exposición pública del trámite urbanístico que permitirá construir el Colegio Amanecer, dado que todo los grupos han dictaminado favorablemente ese punto en comisión informativa previa.

Eso no significa que no existan problemas técnicos a la hora de abordar la modificación, que debe además pasar un periodo de alegaciones y una aprobación definitiva. La Generalitat informó desfavorablemente en el mes de abril a la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) número 105, que es la que va a permitir la cesión de la parcela para la construcción del Colegio Amanecer.

Pero eso es algo que se conoce ahora, cuando se va a llevar a pleno para su aprobación provisional. En ese informe se recoge que la parcela no está urbanizada por parte del municipio: requiere de colectores de saneamiento, agua potable, aceras y accesibilidad, entre otros requisitos.

Los técnicos de Urbanismo replican que esa actuación se llevará a cabo en el momento de otorgar la licencia de obras al colegio, además conociendo las características específicas de la propia construcción. Otro de los obstáculos que observaba el Consell es que el impacto acústico del paso de vehículos por la carretera CV-905, situada en paralelo a la finca, es muy elevado. En concreto, la legislación fija un límite diurno de 45 decibelios y los informes aportados por la Policía Local para llevar a cabo la modificación puntual señalan 60 al alza.

A ese mismo escollo se responde que la conservadora de la carretera o el propio proyecto del nuevo edificio recogerán las medidas necesarias para amortiguar la contaminación acústica. Además, el expediente recoge una reducción de la zona urbanizable de la parcela, que pasa de los once mil metros iniciales a ocho mil novecientos, precisamente para salvaguardar dos mil metros de servidumbre de la carretera ante futuras ampliaciones. Algo que implica modificar los volúmenes en la futura construcción, que será de dos líneas: dos aulas por curso, con planta baja y dos plantes como máximo.

Plazos

El secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, ya anticipó el miércoles que la previsión de su departamento es que el colegio de «ladrillo» esté en marcha para el curso 2019-2020. Eso significa que el proyecto de ejecución debería estar validado a finales de este año, las obras licitadas y adjudicadas en el primer semestre de 2018, con lo que la ejecución durante un año se prolongaría entre el segundo semestre del año que viene y el primero de 2019.

Las novedades sobre la construcción del centro, anunciada en varias ocasiones y mandatos como «inminente» desde que se puso en marcha el centro en barracones sobre una zona verde de Mar Azul en 2004, coinciden también con la movilización de los padres y madres, que hoy tienen previsto manifestarse coincidiendo con el pleno.

El actual Consell ya ha incumplido el primer compromiso con respecto a este centro, dado que fijó la licitación para el primer semestre de este año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine