17 de septiembre de 2017
17.09.2017

De la excepción de Guardamar al rechazo total en Torrevieja

Los tres colegios del único municipio valencianohablante del Bajo Segura se inclinan por programas plurilingües

17.09.2017 | 00:08

La opción de«los 27 de la Vega Baja» ante el decreto Marzà deja además otras lecturas. De los 89 colegios públicos y privados que abren sus puertas a diario en la comarca solo tres están en zona valencianohablante: Son los tres colegios públicos de Guardamar del Segura que han optado por el nivel intermedio (C.P. Molivent); e incluso el avanzado (C.P. Dama de Guardamar y C.P. Reyes Católicos).

Una población que limita al sur con Torrevieja, con la que incluso comparte aceras y calles en algunas urbanizaciones. Ciudad esta última, la más importante demográficamente de la comarca, que ha liderado con rotundidad el rechazo al decreto de plurilingüismo, protagonizando además manifestaciones y encuentros en contra de la normativa.

Algo que se trasladó directamente al modelo escogido en sus trece centros: el nivel básico. Incluso algunos representantes de Ampas cuestionaron que uno de los centros, el Colegio Gratiniano Baches, un centro donde sólo se imparten enseñanzas en el ciclo de Infantil, quisiera implantar el nivel más «avanzado» dentro del básico: una hora más de valenciano e inglés a la semana. Terminó por desistir.

Otras situaciones «curiosas» demuestran que las «fronteras» lingüísticas son, en ocasiones, más imaginarias que reales. Crevillent, población de predominio valencianohablante del Baix Vinalopó, hace valer su influencia sobre núcleos de población «satélites» como El Realengo o San Felipe Neri.

Son pedanías castellanohablantes enclavadas más en el ámbito geográfico de la Vega Baja y sus colegios están a pocos metros de otros de Catral, Dolores o Albatera que han elegido el nivel básico, pero se han decantado por adoptar el modelo intermedio de valenciano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine