06 de agosto de 2017
06.08.2017

Los vecinos de una urbanización de Guardamar alertan del peligro tras caer el techo de una balsa

Los propietarios de Lomas del Polo de Pinomar exigen al Ayuntamiento su arreglo por el riesgo de caídas y anuncian una concentración mañana frente al Consistorio

07.08.2017 | 00:23
Un hombre se asoma a la balsa con los cascotes en el fondo.

El alcalde dice que no es terreno municipal aunque estudia retirar los escombros

Los vecinos de la urbanización Lomas del Polo de Pinomar en Guardamar del Segura, se han dirigido al Ayuntamiento de la localidad por escrito, en varias ocasiones, para exigir el arreglo del techo de una balsa de que se desplomó a finales del pasado mes de julio dejando dicha instalación en ruina y con el peligro evidente de que cualquier persona, sobre todo los niños, pueda caer al haberse quedado sin cubierta o golpearse con los cascotes caídos.

El presidente de la Comunidad de Propietarios, Antonio Olivares, explicó a INFORMACIÓN que la exigencia se le hace al Consistorio porque fue quien recepcionó la urbanización en 1998, junto con el conjunto de viales, jardines y demás elementos públicos. «Queremos remarcar la obligación de conservación de las obras y servicios urbanísticos que es una exigencia insoslayable de los ayuntamientos y no pueden eximirse de su reparación, por mucho que dichos servicios se encuentren en parcelas privadas».

Sin embargo, el regidor guardamarenco, José Luis Sáez, no opina lo mismo. «La balsa no está en un terreno municipal sino privado y son los vecinos los responsables de su mantenimiento». No obstante, el arquitecto municipal está estudiando las opciones que hay para vaciar la balsa y retirar los escombros. «Les podemos echar una mano y ya nos hemos reunido con ellos y les hemos explicado la situación mostrándoles planos y demostrando que se trata de una instalación propiedad de la urbanización», dijo Sáez a este diario.

El sistema de bombeo dio servicio a toda la urbanización, hasta que se construyó la canalización del agua, y ha sido mantenido por el Ayuntamiento «hasta que dejó de ser utilizado por el mismo», según Olivares. Junto a la balsa, de 3 metros de profundidad y llena de agua estancada, se encuentra una caseta donde se ubican algunos motores y grupos de presión.

Concentración

Los vecinos exigen la reconstrucción del techo que se ha venido abajo o la demolición de la instalación. Han convocado una concentración mañana frente al Consistorio porque aseguran no haber recibido contestación por parte de las autoridades municipales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine