30 de julio de 2017
30.07.2017
Callosa de Segura

La Generalitat permite al Consistorio retirar la Cruz de los Caídos al estar en una plaza pública de Callosa de Segura

El párroco de San Martín presenta alegaciones, defiende que el suelo es de la Iglesia y apela a la «sensibilidad cristiana» de la población

31.07.2017 | 00:04
Grupos de vecinos de Callosa de Segura se turnan desde hace siete meses para custodiar la Cruz de los Caídos con el objetivo de evitar que el Ayuntamiento la intente retirar.

La Dirección de Cultura y Patrimonio contesta que no ha presentado título de propiedad y que el Estado es aconfesional

La Dirección de Cultura y Patrimonio de la Generalitat Valenciana considera que el Ayuntamiento de Callosa está legitimado para retirar la Cruz de los Caídos de la Plaza de España. La primera autorización en ese sentido -necesaria al tratarse de un entorno BIC- se dio en marzo, pero el párroco de San Martín presentó alegaciones. Defendió entonces que se trata de un espacio que es propiedad de la Iglesia y apeló también a la «sensibilidad cristiana». A ese respecto, la administración autonómica ha contestado ahora que la parroquia no ha presentado título que acredite la propiedad y ha indicado que España es un país aconfesional.

Lo que el párroco de San Martín, Juan Bautista Samper, trasladó a la Generalitat es que el lugar en el que se ubica el monumento es propiedad de la Iglesia y, a su juicio, el municipio carece de derecho alguno sobre el mismo. En ese sentido defendió que dicho elemento está incorporado «por accesión» al conjunto de la iglesia arciprestal e indicó que está protegido por una pequeña cerca que culmina en la fachada del templo.

A ese respecto, la directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga, ha considerado ahora que lo defendido por el párroco, al no aportar título de propiedad, contradice la Ley de Bases de Régimen Local, el reglamento de Bienes de las Entidades Locales y el artículo 344 del Código Civil, «según el cual son bienes de dominio público en los pueblos los caminos, plazas, calles, paseos, fuentes y aguas públicas, y todos los que están destinados a un uso común o servicio público». En su escrito añade que «la valla metálica que circunda la Cruz de los Caídos y la superficie en la que se asienta no forma parte integrante del conjunto inmobiliario de la iglesia, ni existen evidencias de que se haya disfrutado de forma exclusiva por la misma, sino por el municipio y por el común de los vecinos». Indica también que la Cruz y el espacio abierto en el que se asienta «jamás pueden haberse incorporado por accesión a un edificio de titularidad y aprovechamiento privado como es la iglesia».

Amoraga esgrime además y con respecto a evocar a la sensibilidad cristiana que «este elemento escultórico, por sus características morfológicas se asocia indubitativamente a una forma y época determinada de entender la religiosidad...que ha de calibrarse y atemperarse como enseña el Vaticano a la luz del signo de los tiempos y del estado aconfesional que proclama la Constitución Española».


Legitimado

«En definitiva, al no acreditarse el título de propiedad y la superficie concreta sobre la que gravita la presunta titularidad privada... el Ayuntamiento estaría perfectamente legitimado para disponer conforme a derecho de cualesquiera elementos o bienes ornamentales existentes en la misma», concluye el escrito.

Cabe recordar que al tratarse de un entorno que es Bien de Interés Cultural, el Ayuntamiento no podía retirar la Cruz sin el visto bueno de Valencia. En ese sentido, se pidió también autorización para suprimir el cableado eléctrico de la fachada del templo así como las farolas y focos, algo a lo que sí ha dado el visto bueno el párroco.

El acuerdo para la retirada de la Cruz se adoptó en marzo de 2016 para trasladarla a un museo o al cementerio amparándose en la Ley de Memoria Histórica. Meses después la parroquia retiró del monumento las alusiones a José Antonio Primo de Rivera y a la Falange. Aún así, el tripartito intentó retirarla en tres ocasiones, pero un numeroso grupo de callosinos lo impidió. Desde hace siete meses algunos vecinos hacen guardia junto al monolito. En paralelo se han interpuesto tres recursos contenciosos para impedir su retirada. Hasta ahora los jueces han declinado adoptar medidas cautelares para proteger la Cruz hasta que se llegue a juicio, no obstante se han presentado recursos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Orihuela

Consulta las farmacias de guardia disponibles en Orihuela y Torrevieja.

 

Vega Baja

Torrevieja, condenada a derribar una rotonda ilegal que funciona desde 2007

Torrevieja, condenada a derribar una rotonda ilegal que funciona desde 2007

La sentencia estima que el Ayuntamiento permitió que un constructor ejecutara la obra en la...

El mayor hospital privado de Abu Dhabi implanta software desarrollado en Torrevieja

El mayor hospital privado de Abu Dhabi implanta software desarrollado en Torrevieja

El complejo hospitalario privado Dar Al Shifaa Hospital de Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos), el...

Costas permite reparar San Roque 8 meses después de los temporales

Costas permite reparar San Roque 8 meses después de los temporales

El Ayuntamiento instala barandillas de madera e iguala el suelo con zahorra como una solución...

Tres coches sufren un accidente múltiple en Torrevieja

Tres coches sufren un accidente múltiple en Torrevieja

El suceso ha tenido lugar a las 5.00 horas de hoy en el cruce de Ricardo Lafuente y la rambla Juan...

Este parque público infantil es mío

Este parque público infantil es mío

El propietario de un solar alquilado al Ayuntamiento en 2011 para instalar una zona de juegos lo...

Un hospital de Abu Dhabi implanta un ´software´ hecho en Torrevieja

Un hospital de Abu Dhabi implanta un ´software´ hecho en Torrevieja

La nueva herramienta, llamada "Green Cube", permitirá informatizar su información clínica, de...

Enlaces recomendados: Premios Cine