21 de julio de 2017
21.07.2017

Trabajadoras de Dinoco impugnan todo el proceso para contratar al personal de Uryula

Exigir carné de conducir o que no exista temario son algunas de las cuestiones que creen invalidan la municipalización

21.07.2017 | 01:38
Una imagen de archivo de una protesta para que se resuelvan los problemas de Dinoco.

El proceso debería estar cerrado en 45 días.

Trabajadoras de Dinoco han presentado por registro esta semana una impugnación ante la convocatoria de empleo público que ha hecho el Ayuntamiento de Orihuela, a través de la empresa pública Uryula, para asumir el servicio de atención temprana. La semana pasada ya fue el PSOE el que criticó cómo quiere el equipo de gobierno (PP y Cs) poner en marcha este servicio, asegurando que ni tan siquiera existe un temario.

El pasado mes de mayo, en un pleno, la edil de Bienestar Social, Sabina-Goretti Galindo, informó que se asumiría el servicio, algo que llevaban años reclamando los padres, pero también anunció que las trabajadoras se quedaban fuera y deberían someterse a un proceso de selección, aquello hizo que los padres se derrumbaran. El Ayuntamiento anunció que asumiría la labor de Dinoco a partir de septiembre; de hecho, está previsto que el próximo mes de agosto se notifique las cartas de despido a las trabajadoras, lo que será el anticipo de otra más que probable demanda en los juzgados. Las trabajadoras ya presentaron otro procedimiento judicial contra el Ayuntamiento que se paralizó después de que el abogado municipal alegara que no figuraban en el procedimiento como codemandados ni Dinoco y Astrapace, la marca original con la que se puso en marcha el servicio.

Causas

En el documento que han registrado explican hasta cinco causas distintas por las que consideran que el proceso está viciado desde sus orígenes. Son las siguientes: «No consta identificado temario alguno para la fase de oposición; en las bases se exige disponer de permiso de conducir clase B; el contenido de las bases se han publicado sin ampliar los plazos; no se contempla la posibilidad de presentar la solicitud de forma no presencial; y no se especifica la existencia de nota de corte».

Cada una de estos motivos de impugnación va acompañado por una explicación, en la que aseguran que algunas omisiones, como la de haber convocado un concurso-oposición sin bases son «insubsanables y lesionan gravemente el derecho de los aspirantes» o que no se explique para qué necesitan tener el carné de conducir. Llama también la atención, a juicio de las impugnantes del proceso, que en una de las ampliaciones de las bases se permitiera que las aspirantes tuvieran el grado de Logopedia como titulación habilitante para obtener las plazas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine