07 de julio de 2017
07.07.2017
Bigastro

La casa de los murciélagos

Docenas de quirópteros «toman» una casa de Bigastro - La Policía recomienda a la familia contratar a una empresa para reubicarlos

08.07.2017 | 01:18
La casa de los murciélagos
La casa de los murciélagos

Invasión. Aunque los murciélagos comunes no son peligrosos tener a docenas de ellos revoleando por dormitorios y aseos no debe ser lo más cómodo. Es lo que le está ocurriendo a una familia de Bigastro.

«No saben si lo que tienen es una casa o la casa del conde Drácula», bromea el agente de la Policía Local de Bigastro, Efrén Pamies, que ha difundido un llamativo vídeo en el que aparece interviniendo para analizar la «invasión» de docenas de murciélagos que se han refugiado en el altillo de una vivienda del casco urbano de este municipio.

Por las habitaciones, los aseos, el salón, el tejado y los dormitorios revolotean los murciélagos enanos o comunes que, ya liberados de su habitual aletargamiento invernal, sin que los propietarios de la casa, no salgan de su asombro -y del susto, no tanto por la fama que persigue a estos mamíferos, sino por la incomodidad de convertirse en la cueva perfecta. Quizá, sonríe también el agente, por la afición del dueño de la casa por decorar las estancias con elementos medievales, como una armadura.

El agente, pertrechado con guantes, explica que el piso es propiedad de un familiar, que le pidió ayuda para esta situación, como han hecho otros vecinos de Bigastro en otras ocasiones, conociendo su afición a la ornitología y a la fauna autóctona de la Vega Baja, ya ha difundido en las redes sociales, por ejemplo, el rescate de algunas rapaces en el campo de Bigastro.

Pamies indica que los murciélagos, hay 30 especies identificadas en España de este llamativo mamífero alado están protegidas, deben ser retirados de ese espacio porque son muy territoriales y con mucha actividad nocturna, y aunque no son peligrosos, -se alimentan de insectos que capturan por el curioso sistema de ecolocalización-, sí pueden transmitir alguna enfermedad, además de albergar en ocasiones otras plagas, como piojos.

El problema comenzó a detectarse hace un año, pero ahora los quirópteros se han multiplicados. Los propietarios de la vivienda ha inventado un sistema para que vayan saliendo de forma natural de la casa sin que puedan regresar, pero no es suficiente. Y aunque pueda paracer una situación de lo más llamativa no es cómoda para los habitantes de la casa.

Ejemplares

Y podrían estar ocupando la casa durante años si no se interviene antes, algo que aparece en el informe policial, por lo que hay que avisar a una empresa especializada. Los agentes ayudaron a retirar más de 30 ejemplares en el rato que fueron reclamados para acudir a este servicio.. Hace unos días retiraron una quincena de murciélagos. Ayer otros treinta. El policía que ha difundido esta situación asegura que las grietas y rincones de la casa, en especial el tejado de madera, podrían albergar cientos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine