11 de junio de 2017
11.06.2017
Orihuela

El conductor es de Cieza y dice que el GPS le confundió

Casi triplicaba el límite de alcohol y fue detenido por los agentes tras protagonizar una historia surrealista

13.06.2017 | 11:19
El vehículo ha impactado contra un muro del aparcamiento de la Jefatura de la Policía Local de Orihuela

Entró en el parking de la Policía Local, chocó con un muro y preguntó por una habitación libre

La Policía Local de Orihuela ha detenido a un hombre, vecino del municipio murciano de Cieza, que ha provocado una situación cuanto menos surrealista. El individuo ha entrado este domingo, sobre las 21 horas, en el aparcamiento de la Jefatura policial, situado en la pedanía de Correntías, donde ha impactado contra un muro. Tras salir del vehículo preguntó a los agentes si "tenían habitaciones libres". Los sorprendidos policías le han introducido en el edificio donde le han realizado la prueba de alcoholemia. El resultado casi ha triplicado el límite de alcohol, con 0,71 mg/litro. Al parecer venía de celebrar "a lo grande" el aniversario de una conocida discoteca de la Vega Baja. En su declaración ha asegurado que pensaba que estaba en un hotel y que se ha despistado con el GPS, que no le ha llevado a un hotel tal y como había programado.

El conductor protagonista de este rocambolesco hecho ha sido detenido hasta que un familiar fuese a hacerse cargo de él. La Policía Local de Orihuela, con humor, ha dado a conocer este esperpéntico suceso a través de las redes sociales para recordar que "si bebes, no conduzcas" y ha señalado que "casi consigue tener habitación", eso sí, con rejas. 


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine