21 de marzo de 2017
21.03.2017
Orihuela

Lagunas en un casco histórico

Vecinos de la calle San Antonio y del entorno de la sierra exigen la limpieza de solares abandonados donde proliferan ratas y culebras

22.03.2017 | 01:29
Un solar en el Barrio Nuevo, lleno de escombros, colchones y sofás.

Vecinos de la calle San Antonio y buena parte del Barrio Nuevo, en el entorno de la sierra de Orihuela, exigieron ayer al Ayuntamiento que limpie los solares y casas abandonados que se han convertido en vertederos improvisados, lo que da lugar a nidos de culebras y plagas de ratas «que son del tamaño de conejos», apuntó ayer uno de los residentes. Cambiemos Orihuela se hizo ayer eco de esta denuncia, ya que tras presentar en los últimos meses por registro una petición para que el Consistorio proceda a su limpieza no han tenido respuesta. Por su parte, el Ayuntamiento sí ha respondido a los vecinos de la calle San Antonio, que pedían actuar sobre una vivienda vacía tras un desahucio, que acumula numerosas bolsas de basura en su interior y que «sirve de meadero y estercolero», apunta la vecina con la que colinda esta casa. El Consistorio se escuda en que se trata de una propiedad privada, por lo que al pertenecer a una entidad bancaria no pueden actuar. «Por otra parte, nos remiten a los fondos Dusi», aseguran, pero «necesitamos que limpien antes de verano porque si ahora hay ratas y culebras, con el calor será peor.

Sin embargo, tanto los vecinos como la formación política apuntan a que, al tratarse de un problema de salud pública, con la aparición de estas plagas de roedores y serpientes, el Ayuntamiento podría actuar y proceder a su limpieza y pasar la factura después al propietario, «como se ha hecho en otras zonas», apuntan.

Los residentes, ante la desidia municipal, han tapiado ellos mismos el acceso, al no existir puerta con retablos de madera que «de nada sirven: abren hueco y tiran las bolsas y, si no directamente, las lanzan y las tiran por arriba».

Lo cierto es que en el interior pueden encontrarse montañas de escombros, sillones y bolsas de basura orgánica, acumulándose por todo el perímetro. «Es un problema también de civismo», asegura otro vecino, «pero eso no es excusa para que no se actúe».

Dos Orihuelas

Desde Cambiemos apuntaron a que este problema evidencia que, para el equipo de gobierno, solo existe en su agenda la «Orihuela oficial, usada para la foto», mientras se da la espalda y se ocultan «centenares de problemas urbanos graves que afectarían a muchas familias». Así, «mientras que la calle Mayor está impoluta, al ser lugar de paso, a escasos metros la limpieza, el mantenimiento y la atención municipal brillan por su ausencia», como evidencian estos vertederos urbanos improvisados en el casco histórico. La situación no es nueva. Los vecinos del Barrio Nuevo ya denunciaron la suciedad acumulada en un solar, en el que colchones, sillones y escombros cubren toda la zona junto a la sierra, entre la biblioteca Fernando de Loaces y el Palacio de Justicia. Una situación que se alarga en el tiempo sin soluciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine