Un ángel de la guarda en Callosa

Un guardia civil atiende a un vecino que se desplomó en un paso de cebra por una crisis epiléptica

01.12.2016 | 21:06
Un ángel de la guarda en Callosa

Afortunadamente ha sido una historia con final feliz. Un vecino de Callosa de Segura iba caminando por la calle y, sobre las 13.40 horas, se desplomó mientras cruzaba un paso de cebra, donde quedó tendido en el suelo. Los viandantes que en ese momento pasaron por el lugar se acercaron para auxiliarle y una mujer avisó inmediatamente a un guardia civil que en ese momento se encontraba en el puesto de Callosa. La rápida reacción del agente le salvó la vida a este vecino, ya que al darle la vuelta se percató de que estaba sufriendo lo que parecía una crisis epiléptica y procedió a retirarlo del centro de la calzada con ayuda de otro ciudadano y dar aviso al SAMUR, según explicaron desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles en Alicante (AUGC) que quiso felicitar públicamente a su compañero.

Afortunadamente cuando cruzaba la calle iba a pasar circulando un camión que se detuvo en el paso de cebra y cuyo conductor bajó del vehículo para tratar de auxiliarle.

El hombre, de 65 años, fue trasladado al Hospital Vega Baja de Orihuela, donde parece ser que le han diagnosticado un síncope del que se recupera favorablemente. 

La reacción de esta mujer al ver al hombre tendido en el suelo inconsciente y la rápida actuación del agente provocaron que la situación se quedara en un susto. Una cámara de seguridad captó la secuencia de lo ocurrido,

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine