¡El notición!

16.10.2016 | 02:52
¡El notición!

Increíble pero cierto. El poco peso que tenemos España y los españoles en la Comunidad Europea. Paganos son la industria y la agricultura, por ende la citricultura. Por no tener no tenemos ni Gobierno que administre nuestros impuestos -imposiciones- que pagamos religiosa y puntualmente la mayoría de los/as españoles/as. Para que, entre otros asuntos, se ocupen de defender los intereses de los citricultores allende las montañas. Estos, los citricultores, están de luto riguroso. El malestar, desazón y nerviosismo obedece a la, otra vez en puertas, plaga «mancha negra». Y el citricultor a gastar millones de euros en intentar sofocar el reiterativo daño. Estos lamentos vienen a colación al enterarnos -¿otra vez?- de la permisividad a la importación en la UE de cítricos de Sudáfrica y cinco países más del África Meridional. A los que nos representan en la Eurocámara poco o nada les importa los perjuicios de todo orden que puede acarrear a la citricultura española.


Duele la actitud de algunos «eurodipu» españoles que en lugar de ocuparse en defender los intereses del sector pasan olímpicamente. No fue suficiente con las 400.000 toneladas que el pasado 2015 Sudáfrica exportó a Europa, con la de accidentes en materia sanitaria que aquello acarreó.


A lo que vamos. Está en boca de todos: «Bruselas elimina los aranceles con Sudáfrica y pone en jaque las naranjas valencianas». La Eurocámara tira por tierra las expectativas para la citricultura de la Comunidad Valenciana, Murcia y Almería. Con 417 votos a favor, 216 en contra y 66 abstenciones, el pleno de la Eurocámara dio el VºBº a la importación de cítricos de Sudáfrica, Botsuana, Lesoto, Mozambique, Namibia y Suazilandia. Por tanto, estos países serán de libre mercado, una vez más, en la Unión Europea. Empero, lo de la repercusión de precios en naranjas no es lo más grave. El riesgo se ciñe en las secuelas que acarrea la dichosa y temida plaga. Aviso a navegantes: Preparen el bolsillo para, en lo posible, paliar los estragos que acarreará el dañino bicho. Lo que no acabamos de entender es la permisividad de los controladores sanitarios de la UE con los países que reiteradamente vienen incumpliendo la ordenanza en vigor. Repetimos: Con lo dañino y el riesgo que entraña la dichosa mancha negra para la citricultura.


Vaya chasco, de los 54 españoles que hemos elegido para que nos representen en el Parlamento Europeo nueve del PP -16 «eurodipu»- y dos -el 50%- del cuasidesparecido UPyD votaron a favor; hubo nueve abstenciones del PSOE -14 «eurodipu»- equivalentes a votar a favor de la supresión de aranceles a las importaciones de cítricos procedentes de los mentados países. No estaría de más el indagar nombres y apellidos de esos 20 «eurodipu» que han tirado piedras sobre el tejado de la citricultura española por si en alguna otra ocasión nos pidieran el voto. Vamos, los que se supone que están ahí para defender los intereses de los contribuyentes votan sin mayor miramiento en perjuicio de los citricultores españoles. Y lo digo otra vez por si no nos hemos explicado: No se trata de las miles de toneladas que van a invadir el mercado, es el daño que va a ocasionar la famosa «mancha negra» a la agricultura española.


Ahora bien, esto lo arregla el eurodiputado de barba incipiente, que lleva una coleta... ¡sí!, ese de apellido clerical... me cachis ahora, no me acuerdo de su nombre. Caso extremo también se podría recurrir a Rita «la cantaora» digo Barberá, senadora por antonomasia, para eso, entre otras cosas le hemos subido el sueldazo. Veremos si alguien hace algo


Pues anda con la guasa que se traen los meteorólogo/as. Lo a gusto que se ríen de los vegabajeños. Se comprometen, en la tele, radio y prensa, a destinar unas gotas de lluvia para esta comarca. Pues nada ni una. Toda para Galicia y Cataluña para que estos últimos después la tiren al mar por Amposta. Luego Zapatito disculpen Zapatero -y cobrando-, en su tiempo dotó de millones y millones de euros -unos dicen que 360 otros, más creíble 460- para desalarla a las puertas de Torrevieja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine