Torrevieja

Indignación y confusión en las escuelas deportivas

Los monitores que apoyaban el funcionamiento de las disciplinas han pasado de 62 a 22 este lunes

07.10.2016 | 04:30
Un grupo de usuarios de las escuelas deportivas muestra una reclamación

Los recursos de personal del Ayuntamiento se han centrado en algunas categorías dejando al resto sin monitores ni competiciones

Los usuarios de las escuelas deportivas municipales se han encontrado hoy sin buena parte de los monitores que habitualmente apoyaban el día a día del funcionamiento de este servicio municipal. Entre la confusión y la indignación han sido informados de que buena parte de las categorías de las especialidades deportivas no cuentan con personal para seguir adelante, ni en los entrenamientos habituales, ni en las competiciones. De los 62 empleados con los que contaban las escuelas se ha pasado a 22. Cuarenta monitores a tiempo parcial contratados por Ferrovial a través de la adjudicación municipal han dejado de acudir a las dependencias municipales. El contrato con esa empresa terminó el 31 de septiembre y el alcalde José Manuel Dolón (Los Verdes) ha explicado públicamente que seguir abonando el servicio sin contrato tiene responsabilidad penal.

El problema fundamental es que Dolón y el concejal Deportes, Pablo Samper (Sueña Torrevieja), han decidido no darle continuidad a Ferrovial sin tener una alternativa a tiempo mientras se tramita otro contrato, que no se adjudicará, en una previsión muy optimista teniendo en cuenta el funcionamiento y falta de medios del área de Contratación en el Ayuntamiento, hasta finales de diciembre.

El gobierno mantuvo desde finales de  agosto que las escuelas iban a ponerse en marcha con normalidad, por lo que entorno a dos mil usuarios, la mayoría adolescentes y niños, pero también adultos en algunas disciplinas, pagaron una matrícula de 60 euros, -en fútbol 150-que a día de hoy, no responde a los servicios que se van a prestar. Las principales disciplinas deportivas de la docena que cuentan con escuela municipal en Torrevieja son el fútbol, el balonmano y el baloncesto.

Para intentar paliar la falta de personal el Ayuntamiento ha destinado a los funcionarios adscritos a la piscina climatizada, cerrada por obras de reparación, a atender otras disciplinas deportivas como zumba. De hecho, los usuarios de esa escuela han presentado hoy reclamaciones por la solución que Deportes ha dado a la falta de monitores, -que un socorrista realice las clases de zumba-.

El Ayuntamiento de Torrevieja ha improvisado una solución de emergencia que pasa por un patrocinio de Agamed de 36.000 euros que estaría a disposición de los clubes en breve al no requerir muchos requisitos más allá de la empresa mixta de querer destinar ese dinero anual a las escuelas, y la tramitación de una modificación de créditos del presupuesto prorrogado que para subvencionar el funcionamiento durante estos tres meses, pero que se abonaría más tarde.

La plataforma de padres
Todo con el problema añadido de que los clubes ligados a las escuelas deben en primer lugar, realizar una distribución de esas ayudas entre todas las disciplinas y luego tramitar la contratación de monitores dados de alta en la seguridad social. Es decir, pasan a ser empleadores de monitores, con la complicación administrativa que entraña. Además está la situación en la que se encuentran los trabajadores de Ferrovial. La firma, según fuentes consultadas por este diario, no habría dado de baja a los empleados a la espera de que hallen trabajo con los clubes, con lo que se podría ahorrar la indemnización por despido a la que tienen derecho los monitores al no haber sido alertados con 15 de antelación de la finalización de su prestación.

La plataforma de padres que reivindica que las escuelas funcionen como hasta ahora ya están anticipando las movilizaciones que se desactivaron a finales de agosto con la promesa del gobierno local de que su funcionamiento no se iba a modificar. De momento, algunas llamadas a la protesta pretenden convertir la manifestación del próximo sábado del Colegio Amanecer a la hora de reivindicar la construcción del colegio en Villa Amalia en una especie de protesta general contra la gestión del gobierno pentapartito, con el conflicto de las escuelas deportivas como aglutinante.

El hecho de que Dolón se niegue a firmar el levantamiento de reparos que entrañaría pagar el servicio sin contrato ha provocado una crisis de gobierno en la que los dos ediles de Sueña Torrevieja han amenazado con dejar el gobierno. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine