La imposibilidad legal de mantener las escuelas deportivas pone contra las cuerdas a Pablo Samper

El alcalde intenta solucionar el conflicto reuniéndose con los padres al margen del concejal de Deportes

28.09.2016 | 01:14
La imposibilidad legal de mantener las escuelas deportivas pone contra las cuerdas a Pablo Samper

El concejal de Deportes, Pablo Samper, (Sueña Torrevieja) no tiene el respaldo del resto de grupos del pentapartito para mantener el sistema actual de escuelas municipales deportivas –casi gratuito, con el contrato de una empresa de monitores para una decena de disciplinas y miles de usuarios–. En agosto el concejal tuvo que comparecer para anunciar que el sistema debía adaptarse a uno mixto en el que clubes solicitaran a los padres que asumieran buena parte de los gastos. El Ayuntamiento apoyaría las disciplinas más demandadas con sus monitores. El cambio venía obligado por los informes de los técnicos que impiden sacar adelante un contrato como el actual por los cambios en la legislación. El contrato de la filial de Ferrovial culmina el viernes.

El anuncio puso en pie de guerra a las familias de cientos de usuarios, que convocaron una manifestación en contra de la «privatización», coincidiendo con el pleno de agosto –y el PP animó a otros colectivos a sumarse–. Pero el concejal logró que se suspendiera la concentración. Samper dijo que los plazos de matriculación y clases se mantendrían. No dio detalles de cómo. Que la sintonía no preside la relación entre Sueña y el resto del gobierno lo indica el hecho de que el alcalde se ha reunido con los padres, sin el edil, para proponerles una solución que retrasaría la puesta en marcha pero mantendría las condiciones.

Lo cierto es que legalmente ese servicio ya no se puede ofrecer como hasta ahora –aunque la oposición del PP diga lo contrario–. Cuando se contrató a una filial de Ferrovial la legislación lo permitía. Ahora, el edil que levante el reparo se expone a una denuncia por prevaricación. A la vista de que el contrato no podrá salir, algo que el concejal sabe desde hace meses, porque él mismo archivó el expediente, la opción era pagar el servicio levantando el reparo , que es procedimiento de urgencia muy utilizado en anteriores mandatos, si se da el requisito esencial: que se haya iniciado el expediente. Samper confiaba en poder mantener el modelo de Escuelas Deportivas pagando con informes en contra. Le pidió al alcalde José Manuel Dolón que validase esa opción provisional. Sin embargo, el primer edil, que sí está levantando reparos para otros gastos con expedientes iniciados, no puede hacerlo. Primero porque los informes dejan claro que contratar monitores para dependencias municipales es una invasión de competencias. Un servicio que deben ofrecer empleados municipales. Además se trata de un gasto voluntario. Las posibilidades de que se pudiera mantener el servicio es que el concejal asumiera la firma del levantamiento de reparo antes del viernes, rescatar la municipalización o asumir la propuesta que está planteando la Alcaldía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine