Fomento destina 1,8 millones para eliminar con rotondas dos «puntos negros» de la Nacional 340

El proyecto para mejorar la seguridad vial incluye la reordenación del tráfico a la altura de los polígonos de Redován y Albatera

28.09.2016 | 12:16
La rotonda para regular el tráfico en la N-340 en Redován se habilitará en este punto para evitar accidentes.

El Ministerio de Fomento ha aprobado un proyecto para mejorar la seguridad vial en la carretera Nacional 340 (N-340) con la construcción de dos rotondas para suprimir dos de los puntos negros de accidentes más importantes de la provincia de Alicante. Las glorietas para regular el tráfico se ubicarán a la altura del polígono industrial San Carlos de Redován y Mos del Bou de Albatera, y cuentan con un presupuesto base de licitación que comprende una inversión total de 1.881.106 euros (1.554.633 euros más IVA).

El proyecto ha sido aprobado recientemente y con carácter provisional por la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento y ha sido publicado en el Boletín Oficial del Estado y en el Boletín Oficial de la Provincia para someterlo al proceso de exposición pública. Con ello, se pretende informar de las expropiaciones de terrenos que se ejecutarán para poder acometer las obras. En concreto, en Redován se verán afectadas de forma parcial 15 fincas y en Albatera otras 12.

De igual forma, ese plazo de exposición pública servirá a las administraciones locales para examinar si el trazado propuesto por Fomento para ejecutar estas infraestructuras es el más adecuado para el interés general y para los intereses de los municipios.

35 años esperando

La realización de este proyecto ha sido una de las grandes reivindicaciones en los últimos años del Ayuntamiento de Redován, presidido ahora por Emilio Fernández, aunque son más de 35 años los que el municipio lleva reclamando una solución para ese punto conflictivo. En él se regula el tráfico de vehículos pesados que se dirige hacia el polígono pero también es utilizado cada día por muchos residentes como vía de conexión hasta el casco urbano. El regidor Fernández fue especialmente crítico con la situación debido a que en los Presupuestos Generales del Estado de 2015 se consignaron 700.000 euros para este proyecto pero no se acometió a pesar de su insistencia en diversas reuniones en la Subdelegación y Delegación del Gobierno, así como con el Ministerio de Fomento, llegándole a exponer el tema a la entonces titular, Ana Pastor.

Ahora el consistorio ha agradecido que por fin se haya redactado el proyecto, que llega con la sorpresa de que a la rotonda en término municipal de Redován se sumará otra en Albatera.

Fernández consideró que esta reordenación del tráfico en la N-340 es fundamental «no sólo para eliminar uno de los puntos negros de accidentes de tráfico más importante de la provincia sino para el desarrollo socioeconómico del municipio, ya que es fundamental para las nuevas industrias que se quieren instalar en el polígono industrial del municipio».

La eliminación de ese punto negro en Redován se une a otro que ha sido suprimido recientemente en la localidad, ubicado en el paso a nivel de la carretera que conecta con la pedanía oriolana de la campaneta, en la CV-919. En este punto, y a través de las obras del AVE, se construyó una nueva carretera con un paso elevado que permite ahora sortear uno de los pasos más peligrosos de la Vega.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine