Simulacro de rescate

Ángeles en mitad de las tragedias

Medio millar de efectivos de las fuerzas de seguridad participan en un simulacro de intervención por inundación y terremoto para mejorar su capacidad de respuesta ante riesgos que son reales en la Vega Baja.

23.09.2016 | 15:48
Ángeles en mitad de las tragedias
Ángeles en mitad de las tragedias

Un imponente dispositivo formado por más de 500 efectivos de las fuerzas y cuerpos de seguridad, 144 vehículos y 2 helicópteros se desplegó ayer por la Vega Baja para recrear un simulacro por inundación a causa del desbordamiento del río Segura y por catástrofe sísmica. La actividad estuvo organizada por la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias y la Unidad Militar de Emergencias (UME), que emplearon todos los medios a su alcance para afrontar la situación por tierra, agua y aire resolviendo en tiempo real diferentes incidencias. Las maniobras sirvieron para medir la capacidad de respuesta y poner en práctica ejercicios que pueden ser necesarios en cualquier momento dado que se trata de riesgos reales en esta comarca del sur alicantino.

El pantano de La Pedrera fue el escenario elegido para realizar las maniobras ambientadas en una gran inundación provocada por una situación de gota fría que motivó el colapso del Segura en Bigastro y Orihuela. La catástrofe se cobró varias víctimas y había que localizar a los supervivientes y a los fallecidos. Para encontrarlas se utilizaron dos helicópteros, distintas zódiacs, buceadores que rastrearon el terreno y unidades caninas especializadas. En el fondo del pantano se halló un vehículo que fue reflotado y también se practicaron ejercicios consistentes en desviar un cauce fluvial, utilizando en este caso la salida de agua que aporta recursos desde la desalinizadora de Torrevieja hasta La Pedrera, colocando sacos terreros y otros elementos capaces de contener el agua. Un agua que, en caso de inundación, es necesario extraer de calles o inmuebles y para lo cual la UME cuenta con maquinaria capaz de sacar hasta 320.000 litros en 60 minutos, lo que podría vaciar una piscina olímpica en unas cuatro horas.

La probabilidad de que ocurra una situación de emergencia de estas características es pequeña pero real y se estima que puede producirse cada 50 o 100 años. En la Vega Baja son muchos los que todavía recuerdan las graves inundaciones que afectaron a diversos municipios en 1982 y 1987, que obligaron a desplegar al ejército para ayudar a la población. Y es un hecho que mientras se realizaba ayer este simulacro por un supuesto desbordamiento del río, el cauce fluvial se encontraba repleto de cañaverales en algunos puntos cercano a las poblaciones de Bigastro o Benejúzar. El alcalde de éste último municipio, Antonio Bernabé, lleva advirtiendo desde hace semanas del peligro de taponamiento que supondría en caso de lluvia torrencial, pero la CHS todavía no ha hecho nada.

«Un riesgo que se producirá»
«Es un riesgo que se producirá y que está valorado en los planes especiales de la Comunitat. No es algo tan frecuente como un incendio, pero produce más daños materiales y personales», valoró el teniente coronel del Tercer Batallón de Intervención de Emergencias (BIEM III), Javier Moreno. El mismo explicó que la UME tiene en la actualidad una capacidad de respuesta de cuatro horas, es decir, que puede acudir en ese tiempo a cualquier punto de la geografía nacional.

Las diferentes incidencias que se fueron produciendo ayer en el marco de este simulacro se coordinaron desde el puesto de mando avanzado, que es el epicentro desde el que se dirigen las grandes operaciones de este tipo. Se ubicó en Bigastro y estuvo dirigido por la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, que desplegó la infraestructura para coordinar toda la dirección que funciona en bajo un mando único, en este caso dirigido por el Consorcio Provincial de Bomberos, según explicó el suboficial José Cerdá. Desde allí se recibe información precisa de qué está sucediendo en las zonas afectadas gracias a los potentes equipos de comunicación y a avaces tecnológicos como drones, que permiten enviar información exacta de cómo se encuentran las zonas devastadas.

Redes sociales
Además de la coordinación entre las diferentes cuerpos de seguridad y asociaciones de ayuda humanitaria como Cruz Roja, también desde ese centro se canalizó la información que en una situación de este tipo se debe suministrar a la población para evitar más riesgos. En este caso, todo el desarrollo de las situaciones ficticias recreadas y las distintas fases del ejercicio se pudieron seguir a través de la cuenta oficial de Twitter @GVA112.

Mientras una parte de ese gran equipo formado por medio millar de personas trabajaba en la supuesta inundación, muchos otros llevaban a cabo otros ejercicios en un escenario distinto, una antigua nave de una empresa ubicada en Algorfa. Allí se recreó el escenario posterior a un terremoto y se organizó la actuación en dos puntos diferenciados. Uno en el que se había producido un colapso total de edificios, por lo que había que buscar a los heridos entre los escombros, también con la ayuda de un equipo canino, y otro en el que la estructura no llegó a colapsar del todo, por lo que antes de poder actuar había que asegurarla para evitar que se desplomara mientras se llevaban a cabo las labores de salvamento.

Tranquilizar a la víctima
Una de las escenas más curiosas fue la de una mujer embarazada que quedó atrapada bajo un techo que se había desplomado y con la que los bomberos se comunicaron a través de una pértiga con una cámara en el extremo, que servía para monitorizar a la víctima y tranquilizarla hasta su rescate.

A la recreación de todo este suceso acudió ayer el delegado de Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues y el director general de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, José María Ángel, quien destacó que «la obligación de las administraciones es estar preparadas para cualquier tipo de catástrofe y, en el caso de la Generalitat, su papel es el de asumir la dirección y la coordinación de la emergencia, un papel fundamental porque debe dirigir a cada organismo, agencia y cuerpo que participa para que actúe en el momento y lugar indicados». Participaron igualmente los alcaldes de las localidades en las que se practicaron las maniobras, una de ellas la de Bigastro, Teresa Belmonte, que agradeció el gran impacto económico que ha supuesto para el municipio el hecho de que durante cinco días se instalaran en el municipio todos los efectivos.

Las maniobras también se llevaron a cabo estos días en Redován, con la práctica de rescate en montaña y en estructuras del polígono industrial. En el simulacro participó también la Dirección General de Prevención de Incendios Forestales, Cruz Roja Española, Subdirección General de Actividad Asistencial Integrada, Secretaria Territorial de Igualdad y Políticas Inclusivas, Consorcio de Bomberos de Alicante, personal del Servicio de Prevención Extinción de Incendios y Salvamento de Alicante, personal de bomberos del Ayuntamiento de Valencia y de la CHS. También, Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía y Centro de Buceo de la Armada, así como efectivos de Protección Civil y Policía Local de los ayuntamientos afectados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Vega Baja

La Santa Cena de Torrevieja incorpora una nueva imagen amadrinada en Granada

La Santa Cena de Torrevieja incorpora una nueva imagen amadrinada en Granada

La cofradía de Nuestro Padre Jesús en la Santa Cena de Orihuela incorporará una nueva imagen...

Inversión de 120.000 euros en mejoras del alumbrado de Dolores

El Ayuntamiento de Dolores invertirá 120.000 euros, procedentes de una subvención de la...

La fiesta abre paso al deporte en Redován

Seiscientos atletas participan en la VI edición de la carrera popular, entre ellos deportistas de...

La librería Códex de Orihuela acoge la visita de un nuevo autor

La librería Códex de Orihuela acogerá el miércoles, a las 20 horas, la presentación del libro «El...

Escaladores para limpiar el Castillo de Callosa de Segura

Escaladores para limpiar el Castillo de Callosa de Segura

El Grupo de Montaña elimina las pintadas que afectaban a los restos del monumento del siglo X

Vecinos de Callosa denuncian una nave abandonada con techos de uralita

Vecinos de Callosa denuncian una nave abandonada con techos de uralita

El material que cubre la instalación fue prohibido por su índice cancerígeno en 2002 y la zona se...

Enlaces recomendados: Premios Cine