Torrevieja

Entre drones anda el juego

09.09.2016 | 08:45

No salgo de mi asombro cuando observo cómo se intenta vender por parte del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Torrevieja la tan «necesaria» adquisición de uno o dos drones para facilitar el trabajo a la policía y dar mayor seguridad a los ciudadanos, mientras se olvidan de dotar a los policías de unos medios y conocimientos esenciales para su trabajo. Me refiero a algo tan necesario como equipos de transmisiones que funcionen en todo el término (recordar que los últimos que se compraron con el gobierno del PP eran de segunda mano), ordenadores e impresoras para poder realizar informes y atestados (solo hay dos para más de 100 policías), ropa adecuada para la prestación del servicio de playas o trafico (en verano la mayoría hemos realizado funciones en la playa con pantalón largo y botas altas) o chalecos antibalas adaptados a hombres y mujeres.


¿Donde están los planes de formación municipales? ¿Tienen nuestros policías los conocimientos suficientes? La respuesta es sencilla: No. No, porque aquel que se actualiza lo hace retrayendo tiempo a su familia y su tiempo libre, algo a lo que no estamos dispuestos muchos agentes viendo el actual panorama de una jefatura que no reconoce los derechos más elementales como la igualdad de trato, el conocimiento de los horarios o la contestación a los permisos y licencias.


Mención aparte dedicaría al estado de las motocicletas, muchas sin ITV y sin un mantenimiento adecuado desde hace años, donde algunos de nosotros nos jugamos el pellejo porque no frenan, pierden aceite o se paran en medio de la vía; de revólveres que aún portan algunos compañeros; de instalaciones obsoletas y anticuadas donde los armeros están en los pasillos de acceso a los vestuarios y los ciudadanos que denuncian no tienen intimidad; o donde huele a «humanidad» cada vez que hace un poquito de aire.


La desorganización y la desidia campan a sus anchas por la Jefatura desde hace mucho tiempo sin que ni el anterior equipo de gobierno ni el actual sean capaces de poner remedio. El problema principal está detectado hace muchos años y no solo es el actual jefe y sus secuaces, que llevarían a la ruina hasta el MacDonals más rentable, sino a la discriminada forma de tratar a la policía respecto a otras áreas del consistorio. ¿Cómo se pueden permitir horarios ilegales para los policías en otros departamentos? ¿Por qué somos los últimos en cobrar los servicios extraordinarios? ¿Por qué todo lo referente a la policía en el nuevo convenio ha sido tachado de ilegal (sin justificar) por parte de funcionarios incapaces e incompetentes? ¿Por qué tenemos el complemento de destino más bajo del grupo C1 del Ayuntamiento? La respuesta a estas preguntas yo ya las se: «No haberte metido a guardia». Se necesita de nuestros políticos una valentía que, al menos en Torrevieja, brilla por su ausencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine