Hermanados por el protector de los terremotos

Los alcaldes de Catral y Orihuela viajan a Italia y se visten de medievales en las fiestas de Ascoli Piceno

16.08.2016 | 17:10

Devoción que traspasa fronteras. La Vega Baja y la ciudad de Ascoli Piceno siguen estrechando lazos y compartiendo tradiciones gracias a una relación de la que no hay mejor testigo que San Emigdio.

La relación comenzó a raíz del contacto entre dos asociaciones, la de investigadores «Castrum Altum» de Catral y la de «Sant'Emidio nel mondo» de Ascoli Piceno, y ha acabado con un hermanamiento -aunque todavía no oficial- entre esa localidad italiana y la Vega Baja. El motivo que las unió fue el estudio de los diversos aspectos del fenómeno histórico y cultural representado por la devoción a San Emigdio, protector contra los terremotos, que también es muy venerado en el sur alicantino. Ahora, los alcaldes catralense y oriolano, Pedro Zaplana y Emilio Bascuñana, respectivamente, han visitado esa tierra italiana para participar en sus fiestas patronales vestidos con trajes medievales asistiendo también a la procesión en honor a ese santo.

Cabe recordar que hace tres años la Diócesis de Ascoli Piceno de Italia cedió a Catral una reliquia de San Emigdio que recorrió varios pueblos de la Vega. La trajo una delegación llegada desde la citada ciudad, que se hospedó en Catral durante cinco días y visitó también Orihuela, Torrevieja o Almoradí, entre otros municipios. La invitación ha sido devuelta ahora y los dos regidores mencionados han hecho la maleta, se han pagado su billete de avión y han volado hasta Italia para conocer las tradiciones de Ascoli Piceno.

El regidor catralense viajó acompañado de una representación de «Castrum Altum» que asistió a la procesión y también al desfile y torneo medieval que se realiza como tradición. La Corporación del municipio tuvo la deferencia de invitar a los dos regidores a utilizar la misma vestimenta que portaron durante la fiesta los políticos de esa localidad. Sin pensarlo dos veces, se enfundaron los trajes de terciopelo rojizo y se echaron a la calle. Toda una experiencia que, según indicó el alcalde catralense, servirá seguro para que el municipio italiano y la Vega Baja sigan estrechando lazos y acaben hermanándose por la devoción al santo protector de los pueblos contra los terremotos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine