Torrevieja

Jugársela para ir al hospital

El centro sanitario y Los Balcones carecen de senda peatonal que les una con el municipio

12.08.2016 | 02:28
La misma situación se produce con el camino al cementerio
Jugársela para ir al hospital

La misma situación se produce con el camino al cementerio.

No hay una acera o un carril bici que enlace el casco urbano de Torrevieja con su Hospital y con la zona de Los Balcones, pese a su relativa cercanía a la ciudad. Esta falta de acceso para peatones –o ciclistas– la sufren a diario numerosos usuarios que se aventuran a llegar al centro hospitalario caminando desde Villa Amalia –última zona urbanizada con aceras–. Una distancia que se ve corta sobre todo cuando la frecuencia del transporte público no ayuda a esperarlo. Es una aventura desde la misma rotonda y carretera de acceso al hospital. No existen aceras para peatones, ni pasos de cebra en la rotonda que soporta tráfico intenso a diario. Cruzar es jugarse el tipo literalmente. Los arcenes, algunos en talud, ni siquiera tienen capacidad para el aparcamiento de un coche averiado, menos para que pase una persona con un mínimo de seguridad. Sortear la rotonda de acceso a la desalinizadora, también atestada de tráfico cada día, es ponerse otra vez en peligro. A ello se suma el propio colapso de tráfico que sufre la carretera CV-95 –provocado por el cruce de acceso a la Nacional–, pendiente de desdoblar desde hace más de una década, que se iba a abordar a la par que la construcción del propio Hospital, según ha recordado en muchas ocasiones el alcalde José Manuel Dolón.

El Ayuntamiento ha pedido ayuda a la Diputación para llevar a cabo el proyecto de desdoble desde el centro sanitario hasta La Veleta, que contemple además un paso peatonal. El problema se hace especialmente visible cada vez que las ambulancias de urgencias se «atascan» en la única carretera por la que pueden circular. Durante años la reforma del vial ha quedado a expensas de un proyecto urbanístico ahora en el aire.

Otro problema de accesibilidad se produce muy cerca, en el camino al Cementerio. Muchos vecinos de Torrevieja se acercan a visitar el camposanto y dar un paseo. Es un camino asfaltado sin aceras en la mayor parte del recorrido. Se usa por docenas de usuarios todos los meses. Hay un tramo subterráneo muy peligroso y no se ha actuado en décadas para mejorar la seguridad para los peatones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine