Torrevieja

La Guardia Civil interviene para frenar una tensa protesta de bañistas en San Roque

Los vecinos se enfrentan a algunos conductores y uno de ellos provoca daños en un vehículo

05.08.2016 | 01:40
La Guardia Civil interviene para frenar una tensa protesta de bañistas en San Roque

Los agentes identifican a una de las turistas.

Los vecinos del barrio de San Roque cortaron ayer, por cuarto día consecutivo, los cuatro carriles de la avenida Desiderio Rodríguez, el principal acceso sur a Torrevieja. Esta vez, una patrulla de la Policía Local llegó en el momento en el que los bañistas, en torno al centenar, irrumpieron en la carretera, y pudieron regular el tráfico de entrada a la ciudad.

La presencia policial, esta vez, no se quedó ahí. Una patrulla de la Guardia Civil llegó 15 minutos después de que se iniciara la concentración. Los dos agentes, a los que pronto se unieron otros cuatro más, disolvieron la protesta, tras advertir a los impulsores que podían ser sancionados por carecer de permiso de la Subdelegación del Gobierno. Minutos antes se vivieron momentos más tensos que los de días atrás.

Una conductora, que trató de proseguir su marcha asegurando que tenía a un familiar en las urgencias del cercano hospital, casi arrolló a uno de los manifestantes que se puso delante del vehículo. Éste, visiblemente nervioso, arremetió contra el vehículo rompiendo uno de los limpiaparabrisas. La protesta se disolvió sin más incidentes aunque, esta vez, las fuerzas del orden intervinieron con la intención de que no se vuelva a repetir el corte de la carretera sin permiso.

Una de las vecinas, que actuó de portavoz de los vecinos del barrio, fue identificada, no sin antes advertirle que podía ser detenida si no mostraba la documentación, que no llevaba consigo ya que sólo iba ataviada con un bañador y un pareo. Dos agentes de la Benemérita le acompañaron a su casa para filiarla y ahora se podría enfrentar a una sanción.

Los vecinos anuncian nuevas concentraciones aunque no desvelaron si volverán a cortar el tráfico. Estos mostraron su estupor e indignación al ver cómo los agentes de la Guardia Civil retiraban todos los carteles que anunciaban, en paredes o farolas, las concentraciones en ese lugar durante todo el mes de agosto. Los papeles acabaron en una papelera.

Recogida de firmas
Los concentrados volvieron a pedir la dimisión del concejal de Playas, Javier Manzanares (PSOE), tras quitar la pasarela de madera que utilizaban desde hace años para entrar al mar en una zona con muchas rocas. Reclaman la instalación de otros dos accesos, que se unen a los dos ya instalados por el Ayuntamiento en cada extremo del litoral del barrio.

El alcalde de Torrevieja, José Manuel Dolón (Los Verdes), ha remitido a la Dirección General de Costas estas quejas ya que insiste que el Consistorio no tiene competencias para ello, y ha denunciado la instalación del acceso de madera y el vertido de arena que se llevó a cabo gobernando el PP. Los vecinos han iniciado una campaña de recogida de firmas reclamando al Ayuntamiento mejoras en el barrio, entre ellas las pasarelas. Ya han firmado 2.000 personas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine