Atardecer en un paraíso de Torrevieja

La ruta ecoturística «A la luz de la luna» permite conocer la riqueza medioambental del Parque Natural de las Lagunas

29.07.2016 | 01:04

El trayecto permite así percibir de una forma diferente la biodiversidad que concentra este humedal.

Comienza la puesta de sol y un grupo de excursionistas se prepara para participar en una ruta ecoturística que les permitirá sumergirse en la riqueza medioambiental que envuelve al Parque Natural de las Lagunas de la Mata y Torrevieja. Es una visita diferente porque se realiza cuando anochece, consiguiendo que se agudicen todos los sentidos excepto la vista, que se limita a la tenue luz que desprende la luna, las estrellas y algunas linternas. La percepción de este paraje resulta muy distinta por la noche y se envuelve en un halo de magia y misterio que permite descubrir el medio y su diversa fauna y flora como nunca antes se había hecho.

La ruta que se está realizando durante el mes de julio y agosto se denomina «A la luz de la luna» y su objetivo es que los asistentes puedan descubrir la laguna de la Mata cuando cae la tarde. El hecho de poder contemplar el anochecer en este paraje de Torrevieja ya es en sí todo un espectáculo, y eso es algo que destacan algunos de los que ya han asistido. Son torrevejenses y visitantes que han quedado seducidos por esta actividad, organizada por las concejalías de Turismo y Medio Ambiente para dar a conocer esta zona de la ciudad.

La visita comienza con una merienda al aire libre en el que los participantes comparten un rato agradable viendo una relajante puesta de sol que tiñe la laguna de colores anaranjados. La organización ofrece además una degustación de vino realizado a partir de los viñedos que crecen en este humedal y que permiten elaborar un caldo único por su ligero toque salino. Acabado el picnic, el grupo se pone en marcha para comenzar una «visita con la que se trata de pasar un rato agradable recorriendo el parque y compartir su enorme riqueza natural», explica uno de los biólogos que ejercen como guía en esta actividad, Fran Lucha.

Reclamo de las aves
Conocer el parque a través de los sentidos es el hilo conductor de esta actividad y se pone a prueba el olfato de los participantes invitándoles a que huelan bolsas con diferentes plantas, a que las toquen y a que escuchen el reclamo de las aves a través de soporte multimedia. También se explica cómo los vegetales son capaces de adaptarse a este medio salino utilizando una especie de válvulas para que pueda segregar el exceso de sal o desarrollando un sistema mediante el cual puedan acumular agua para sobrevivir en un medio tan salado.

«Hablamos de la diversidad de ambientes del Parque Natural, de los viñedos, las zonas de saladar, la lámina de agua y los pinares que concentra este hábitat con una gran diversidad», prosigue el biólogo. «A través de los sentidos y de manera somera y con pasión buscamos hacerles cambiar la forma de ver el territorio».

Ciclo vital
El biólogo municipal, Juan Antonio Pujol, valoró que los participantes «pueden descubrir especies muy interesantes que desarrollan sus ciclos vitales durante el crepúsculo y la noche con sorpresas que son muy agradables».

Durante la visita, los participantes contemplan también las estrellas desde uno de los puntos con menos contaminación lumínica de toda la ciudad. La ruta concluye aproximadamente a medianoche en el mismo punto de inicio, que es el Centro de Información del Parque Natural.

La actividad es gratuita y está teniendo tanto éxito que se han cubierto todas las reservas, aunque hay más actividades preparadas para las semanas venideras y será en septiembre cuando comienzan nuevas rutas programadas durante el día.

Según la información que ofrece la Conselleria de Medio Ambiente, el Parque Natural de las Lagunas de la Mata y Torrevieja tiene una superficie de 3.700 hectáreas, de las que 2.100 son láminas de agua. Está incluido en la Red Natura 2.000, es una zona de especial protección para las aves y forma parte del catálogo de zonas húmedas de la Comunitat Valenciana. Los suelos del parque son salinos y el clima es semiárido.

La avifauna es el grupo faunístico de mayor relevancia, destacando la gaviota audoin, el flamenco o la cigüeñuela. La vegetación acuática es muy escasa en este tipo de zonas húmedas debido a la elevada salinidad. No obstante, el parque posee la mayor población de orquídea silvestre de la Comunitat.

Destacan igualmente los matorrales salinos y también existe vegetación forestal, constituida por coscojar mediterráneo, pinar de pino carrasco o tomillares y albardinares. De igual forma, mantiene viñedos de uva moscatel y meseguera con la que se elabora el vino de La Mata.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine