17 de julio de 2016
17.07.2016

Torrevieja retrasa el debate de sus presupuestos hasta septiembre

La legislación permite aprobar las cuentas en junta de gobierno si no hay mayoría en el pleno

19.07.2016 | 01:26
Imagen del pleno del Ayuntamiento de Torrevieja.

La municipalización de las basuras está bloqueada sin el inicio de expedientes desde abril.

Los primeros presupuestos del gobierno pentapartito serán una realidad en septiembre. Esa es la previsión del concejal de Hacienda, José Hurtado Paredes (Los Verdes). El edil mantiene que se trata de una fecha realista para las que las cuentas estén aprobadas definitivamente y en vigor. El borrador de presupuestos debería pasar en el mes de agosto al dictamen de la comisión de Hacienda, en el que está representada la oposición, a aprobación provisional ante el pleno si el gobierno local tiene intención de cumplir esos plazos, con el periodo de alegaciones, para que las cuentas estén vigentes en septiembre, o como muy tarde, a principios de octubre.

El motivo por el que el Ayuntamiento esté manejando un presupuesto prorrogado de 2015 no está del todo claro. El alcalde José Manuel Dolón (Los Verdes) aseguró durante sus primeros meses de mandato a mediados de 2015 que el nuevo equipo de gobierno contaría con presupuesto propio para el inicio de 2016 , algo, reiteraba, que permitiría que el cambio político se reflejara de una forma clara en la gestión municipal.

Entre esos motivos se encuentra que en la partida para municipalizar de la contrata de basura debía estar contemplada en ese ejercicio y la opción política por la municipalización, que contempla una inversión anual superior a los diez millones de euros, incluidos los gastos de los 200 trabajadores de la actual contrata, no obtuvo el visto bueno del pleno hasta finales de abril. Desde entonces no se ha adoptado ni un solo acuerdo, al menos en el seno de la junta de gobierno, de inicio de expedientes de contratación ligados la gestión económica o administrativa de ese servicio.

Es decir, se conoce si esos presupuestos de 2016 contemplarán una contrata de basura municipalizada o un servicio externalizado realizado por la actual empresa Acciona, que ha asumido, in extremis, de forma irregular, sin contrato y que se deberá abonar mes a mes, con informes en contra de Intervención. En cualquier caso, lo que sí ha avanzado el edil Hurtado es que el documento se ha preparado para que contemple una vigencia de unos tres meses, para que durante 2017 se pueda aprobar el presupuesto de ese ejercicio cuanto antes, que es la situación ideal.

El presupuesto rondará los cien millones de euros, como en los últimos ejercicios. Aunque es una cifra estimativa y tampoco se conoce si contemplaría proyectos como la municipalización del transporte público, además de la prevista, pero muy compleja, municipalización de las basuras.

Otra de las causas que condicionan este retraso en la elaboración de los presupuestos es la posible falta de apoyo de Ciudadanos a estas cuentas, que depende además de la situación política general. El gobierno pentapartito gestiona el Ayuntamiento en minoría con 12 ediles, el PP tiene 11, y podría aprobar el presupuesto con minoría solo con que una de las dos ediles de la formación naranja se abstuviera.

Ley de Rajoy
Una opción poco transparente pero posible legalmente, y que ya tramitan otros municipios con gobiernos en minoría para sacar adelante sus cuentas en una aprobación en junta de gobierno, sin contar con la oposición, ni la partipación ciudadana, aunque es una situación poco recomendable porque se produciría tras dos rechazos previos en el pleno. Uno al anteproyecto y otro a la aprobación definitiva de las cuantas. Eso es lo que ya está ocurriendo en el Ayuntamiento vecino de Pilar de la Horadada. Se trata de una medida excepcional, aprobada por el gobierno central de Mariano Rajoy a través de la ley Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, y que necesita como requisito previo un presupuesto prorrogado, precisamente para que las cuentas municipales de gobiernos en minoría se vean bloqueadas. Algo que sucedería en Torrevieja solo si las dos ediles de Ciudadanos votan en contra de las cuentas. Esta posibilidad está además a punto de ser derogada por el mismo gobierno que la autorizó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine