Hacienda señala a 10 municipios de la Vega Baja como morosos con sus proveedores

Daya Vieja, Bigastro, Callosa, Benijófar, Albatera, Redován, Benferri, Orihuela, Rafal y Algorfa incumplen el periodo de pago

18.07.2016 | 02:32
Hacienda señala a 10 municipios de la Vega Baja como morosos con sus proveedores

Los ayuntamientos incapaces de ajustarse a la norma se exponen a retenciones en los tributos del Estado.

Diez ayuntamientos de los 27 que conforman la Vega Baja incumplieron durante el primer trimestre del año la normativa que obliga a pagar a los proveedores en un máximo de 30 días, según la información que ha hecho pública ahora el Ministerio de Hacienda. Fueron los casos de Daya Vieja, Bigastro, Callosa, Benijófar, Albatera, Redován, Rafal, Benferri, Orihuela y Algorfa, quienes según la legislación se exponen a sanciones en forma de retención de los tributos que reciben del Estado, especialmente aquellos que no han alcanzado los parámetros exigidos de forma reiterada en el último año.

Los datos facilitados por el departamento que dirige el ministro Cristóbal Montoro evidencian la capacidad que tienen los municipios de hacer frente a sus pagos en el tiempo exigido, lo que permite a Hacienda poner la lupa sobre los más morosos para vigilar de cerca sus movimientos económicos y controlar sus decisiones.

Analizando los dos municipios más grandes de la comarca, Torrevieja y Orihuela, se evidencian notables diferencias en su salud económica. En el caso del primero, abona sus facturas en una media de 16 días desde que reciben la conformidad de los técnicos. Así, durante el primer trimestre del año el consistorio abonó 227.057 euros quedando pendientes 6.323.129 euros. En contraposición se encuentra el término oriolano, que se demora en el pago de sus facturas hasta 130 días, el triple de lo permitido por la normativa. En el citado periodo abonó 4.092.862 euros quedando en el cajón facturas por 7.127.512 euros.

Localidades en apuros
Siguiendo con los consistorios que lo que mayores problemas presentan para pagar se encuentra en primer lugar el de Daya Vieja, que es el municipio más pequeño de la comarca con cerca de 800 habitantes, y que salda las cuentas con sus proveedores en una media de 239 días. Le sigue la localidad de Bigastro, con una media de pago de 196 días. Las cifras evidencian que durante el primer trimestre del año en ese municipio se pagaron facturas por importe de 320.821 euros pero las que se quedaron en el cajón sin abonar sumaban más del doble de esa cantidad, alcanzando los 685.514 euros.

Otro ayuntamiento que está asfixiado en términos económicos el de Callosa de Segura, que tarda 195 días en pagar y que en el mismo periodo abonó un total de 463.778 euros, quedando pendientes 2.436.217 euros. A estos les sigue muy de cerca el de Benijófar, que salda sus deudas con proveedores en una media de 190 días, logrando en el primer trimestre del año pagar 189.712 euros, pero quedando pendiente una suma que alcanzaba los 551.968 euros. También Albatera presenta problemas evidentes de liquidez al pagar sus facturas en una media de 123 días, seguido de Orihuela, que se demora en los pagos hasta 105 días.

Al final de esta lista negra se situa un municipio que técnicamente no ha sido capaz de cumplir el periodo de pago a proveedores, pero por muy poco. Tal es el caso de Algorfa, que paga sus facturas en un periodo de 30,49 días de media (siendo el máximo permitido de 30).

Dos plazos
Cabe destacar que las administraciones locales disponen de un plazo de 30 días para dar el visto bueno a una factura desde que llega al consistorio y de otros 30 días para abonarla desde que se obtiene la conformidad. Pues bien, hay cuatro municipios que consiguen afrontar sus pagos durante ese primer periodo, es decir que las pagan durante el primer mes desde que son registradas y antes de que comience la cuenta atrás de los 30 días restantes. Jacarilla es el que mejor dato presenta, pues las abona en 12 días, seguido de Catral, con 24 días; Dolores, con 28 días; y Guardamar del Segura, con 29 días.

En tercer lugar se encuentran los municipios que cumplen esta disposición de Hacienda y abonan sus facturas en el periodo de 30 días reglamentarios después de que los técnicos den luz verde a su pago. Estos son los Ayuntamientos de Almoradí (15 días); Benejúzar (4 días); Cox (2 días); Daya Nueva (3 días); Formentera (12 días); Granja de Rocamora (20 días); San Fulgencio (4 días); San Miguel de Salinas (22 días); Pilar de la Horadada (12 días); Los Montesinos (12 días) y San Isidro (15 días).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine