La Guardia Civil detiene a una persona por un intento de robo en Guardamar

El atracador apuntó con una pistola a la cajera y le pidió que le entregara todo el dinero. Tres años después ha sido detenido.

16.07.2016 | 02:05
La cajera notó que el delincuente estaba muy nervioso

La Guardia Civil de Guardamar del Segura ha detenido al presunto autor de un delito de robo con fuerza en grado de tentativa que ocurrió hace 3 años en un supermercado de la localidad. El SAID (Sistema Automático de Identificación Dactilar) ha permitido conocer la identidad del presunto autor a pesar de que habían pasado 3 años desde que se cometió el delito.

El 9 de julio de 2013 se produjo un intento de robo con una pistola en un supermercado de la localidad de Guardamar del Segura, en Alicante. Un varón había entrado en la tienda, y apuntando con una pistola a una cajera, le dijo que le entregara todo el dinero que tuviera en la caja.

La cajera, que notó que el atracador estaba muy nervioso, reaccionó diciéndole que ella no era la cajera, que no podía abrir la caja porque necesitaba el código de un producto y una clave que ella no se sabía. En ese momento, al asaltante se le cayó la pistola al suelo y a la empleada le dio la impresión por el sonido, de que podía ser un arma falsa.

El varón recuperó inmediatamente el arma, agarró un paquete de pañuelos, lo pasó por el escáner y comenzó a probar números al azar en la caja registradora con la intención de abrirla él mismo. El gerente del establecimiento, que se encontraba en el interior de las oficinas, escuchó voces fuera y salió hasta la línea de cajas a ver qué pasaba. El atracador, en vista de que no lograba su objetivo y ante la presencia del gerente, decidió desistir y salir corriendo.

Tan pronto como la Guardia Civil tuvo conocimiento, acudió al lugar de los hechos. El Equipo de Policía Judicial se desplazó también al lugar ante la posibilidad de que existieran indicios susceptibles de ser analizados. Tomaron muestras de huellas que podían pertenecer al presunto autor y se comenzaron a analizar.

Así mismo, se analizaron las imágenes que se habían grabado en las cámaras de video vigilancia que hay en el establecimiento. En las grabaciones, se observa a un varón de entre 1,70 o 1,75 metros de estatura y complexión delgada, posiblemente de nacionalidad española, que se oculta parte del rostro con una gorra blanca.

Tres años después y gracias al SAID, la Guardia Civil ha podido conocer la identidad del presunto autor. Tras el estudio lofoscópico realizado por el Laboratorio de Criminalística y la inclusión de las muestras obtenidas en el registro del SAID se obtuvieron los datos identificativos del presunto autor de los hechos.

Inmediatamente la Guardia Civil de Guardamar del Segura realizó las investigaciones para averiguar su paradero y procedió a la detención de un varón de 40 años de edad y nacionalidad española como presunto autor de un delito de robo en grado de tentativa mediante intimidación con arma simulada. Ha sido puesto a disposición judicial.

El SAID es una base de datos de huellas dactilares que contiene más de 216.000 registros y a la que tienen acceso los usuarios autorizados de los 190 países miembros del Sistema Automático de Comunicación Policial de INTERPOL, que permite a la Guardia Civil cotejar los resultados de los tomados por ellos mismos con los registrados en esta base de datos con el objetivo de facilitar la identificación de personas y así esclarecer los delitos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine