14 de julio de 2016
14.07.2016

El Consell exige a la Diputación más bomberos para vigilar las zonas forestales por la sequía

Medio Ambiente asegura que la plaga del Tomicus se ha frenado y anuncia más medidas de prevención y tratamiento

14.07.2016 | 02:00
El Consell exige a la Diputación más bomberos para vigilar las zonas forestales por la sequía

Cebrián dice que se restaurarán las zonas arrasadas por el insecto.

La consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, instó ayer a la Diputación de Alicante a responder a la demanda de ayuntamientos de la Vega Baja para incrementar la presencia de retenes de bomberos en zonas forestales para poder actuar de forma rápida en caso de que se decrete algún incendio, que podría expandirse con rapidez debido a la situación de sequía. En la comarca existen zonas como el Monte de San Miguel de Orihuela que concentran miles de árboles que han sido arrasados por la plaga del Tomicus y que convierten este punto en un polvorín en caso de que se registre un fuego. Aunque la Generalitat asegura que ya se han retirado unos 60.000 pinos muertos, salta a la vista que todavía queda mucho por hacer.

Cebrián se reunión ayer con algunos alcaldes y concejales socialistas de la Vega para informar de las actuaciones de la Conselleria en relación al Tomicus, escuchando la preocupación expresada por estos representantes sobre la situación de extrema sequedad de las zonas forestales de la comarca y de manera especial de Sierra Escalona, que aspira a ser catalogada como Parque Natural.

La consellera informó que en los últimos meses «la incidencia del Tomicus ha descendido, sin dejar de ser una preocupación de primer orden para la Conselleria, y que, no obstante, se van a continuar desarrollando medidas de prevención y tratamiento».

Así, aseguró que «se va a prestar una especial atención al trabajo en plagas forestales». A este respecto, indicó que ya se han retirado 60.000 pinos afectados por Tomicus de la sierra de Orihuela, que se han llevado a cabo otras labores en Redován y Callosa de Segura y que se van a desarrollar proyectos de restauración y recuperación de la cubierta vegetal con especies autóctonas.

Dentro del Plan de Vigilancia contra Incendios Forestales, la Vega Baja dispone de dos brigadas de vigilancia. Además, la Conselleria ha puesto en marcha el Plan de Sensibilización para Zonas de Inferfaz Urbano-Forestal.

La consellera anunció también ayer que va a volver a solicitar al Consell un expediente de emergencia por la gravedad de la sequía para poder actuar en toda la Comunitat Valenciana, y con prioridad en los Parques Naturales, incluyendo Sierra de Escalona.

Cebrián dijo que las ayudas de desarrollo rural pueden suponer una herramienta útil para paliar la situación de la zona, así como la declaración de Paraje Natural de Sierra Escalona, con carácter previo a su catalogación como parque natural, que permitirá activar medidas de protección preventiva adicionales. Así, pidió a los alcaldes su colaboración para la planificación de las actuaciones, de manera que se puedan priorizar desde la Conselleria, en atención a la seguridad de las personas y al valor de los ecosistemas de la zona.

A este encuentro asistió el alcalde de Pilar de la Horadada, Ignacio Ramos; de Rafal, Manuel Pineda; de Algorfa, Manuel Ros; de Dolores Joaquín Hernández, el portavoz del PSOE de Benejúzar, Miguel López, y Cayetano Portugués, de Compromís por Orihuela.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine