El alcalde recapacita el gestionar Dinoco a través de Uryula y pide asesoramiento al Consell Jurídic

Bascuñana dijo en el pleno que rechazaba asumir la gestión para evitar demandas y ahora cambia de opinión

09.07.2016 | 17:32
Imagen reciente de una reunión municipal con Dinoco.

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana (PP), pedirá al Consell Jurídic Consultiu de la Comunitat Valenciana un informe sobre la viabilidad de la gestión del servicio de atención temprana, que actualmente presta la asociación de padres de Dinoco, a través de la empresa municipal Uryula, pese a que en la sesión plenaria del pasado jueves apuntó a que rechazaba esta vía para evitar acabar en el juzgado, pues el interventor, Fernando Urruticoechea, elaboró un informe contrario a esta posibilidad.

Esta reconsideración la hizo tras una reunión mantenida ayer con Isabel Bonig y Eva Ortiz, presidenta y número dos del PPCV, junto a parte del equipo de gobierno y la junta directiva de Dinoco. Por tanto, la solución definitiva para el servicio de atención temprana de la localidad deberá de esperar al menos dos o tres meses más a la espera de que el Consell Jurídic Consultiu emita su informe.

El alcalde busca así una legitimación legal para optar por esta vía frente a la licitación del servicio o la gestión directa, lo que supondría que el Ayuntamiento tendría que asumir a 11 trabajadores municipales. Precisamente la número dos del PPCV, Eva Ortiz, trasladó a los padres en una reunión mantenida la pasada semana, que esta opción es viable, y el PSOE de Orihuela aseguró, incluso, que es la opción más barata.

Aun así, el alcalde optará por la gestión directa a través de una empresa municipal, y se tomará una decisión sobre descarta o no esa vía una vez se tenga el informe, pues el regidor trasladó a los padres que no se ha descartado ninguna de las tres alternativas: la gestión directa municipal, la gestión a través de una empresa municipal, o la licitación del servicio, a la que los padres se oponen.

Levantamiento de reparos
El alcalde también aprovechó la reunión para trasladar a la junta que ya el jueves se levantaron los reparos correspondientes a las dos facturas del mes de mayo, por un importe cercano a los 36.000 euros, y que cobrarán a comienzos de la próxima semana.

Aun así, la entidad tiene pendiente otras dos facturas correspondientes al mes de junio –una por quincena–, por otros 36.000 euros, a los que se sumará otra el próximo viernes de otros 18.000.

El alcalde citó a la junta directiva para el jueves, cuando el regidor se reunirá con el director general de Diversidad Funcional de la Generalitat, Antonio Raya, para tratar la viabilidad de la firma del convenio entre el Ayuntamiento y el Consell para facilitar el correcto funcionamiento del servicio y garantizar los pagos. Un convenio que la vicepresidenta Mónica Oltra ya manifestó recientemente durante su visita de trabajo a Orihuela, que no tendría problema en rubricar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine